Cómo cocinar sin sal

Cómo dar sabor a tus comidas sin añadir sal

¿Te suena la hipertensión? ¿Ese mal que cada vez está más extendido y nos trae tantas complicaciones de salud? La hipertensión directamente está relacionada con el consumo de sal, más bien con el elevado consumo de sal. Porque el cloruro sódico es un elemento indispensable para mantener nuestro equilibrio orgánico, siempre y cuando se mantenga dentro de unos baremos adecuados. Por eso, en Mami Recetas queremos mostrarte algunos trucos para dar sabor a tus comidas sin añadir sal.

Evidentemente, la sal es un potenciador del sabor y, por lo general, la comida cuánto más sabrosa nos resulte, mejor. Eso lo saben bien los fabricantes de alimentos procesados, así que les añaden bien de sal a los productos que nos ofrecen.

La solución para consumir menos sal está en educar nuestro paladar, todos los alimentos tienen un sabor y poder apreciarlo sin tener que recurrir a un exceso de sal es solo una cuestión de tiempo y de interés. Cuidar nuestra salud no tiene porqué estar reñido con poder disfrutar de la comida. Por eso os presentamos algunos trucos que nos permitirán disfrutar de los sabores prescindiendo o bajando las cantidades de sal.

Trucos para cocinar sin sal

Descubre cuáles son los mejores consejos para que tus platos sin sal no se queden sin el sabor necesario.

Utilizar especias y hierbas aromáticas

Todas las especias son potenciadores del sabor que además suelen tener múltiples beneficios para nuestra salud. También es cierto que a la hora de usarlas hemos de hacer uso del sentido común para no recargar nuestros platos de especias hasta el punto de borrar el sabor del producto principal. Podemos utilizarlas en los guisos tanto de carne (por ejemplo, los guisos de albóndigas) como de pescado y también en los caldos y las salsas.

El orégano, por ejemplo. aporta mucho sabor y además ayuda en las digestiones. La guindilla aporta un toque picante que puede resultar muy interesante en determinados platos que no necesitan sal, pero debes tener cuidado porque puedes pasarte. Sin embargo, existen diferentes formas para reducir el picante en tus guisos y conseguir el sabor idóneo.

El curry es una mezcla de muchas especias de muy interesante sabor que combina muy bien con carnes y también con arroces. Puedes consultar todas las especias para sustituir la sal a tus platos y reducir su consumo sin dejar de lado en sabor de tus recetas.


Hacer las carnes asadas o a la plancha a altas temperaturas

Si os pregunto si sabéis qué es la reacción Maillard, probablemente la mayoría diréis que no. Pero si os pregunto sí os gusta ese agradable churruscado de color dorado que a veces presenta la cobertura de la carne asada o hecha a la plancha, la mayoría diréis que sí. Bien, pues eso es la reacción Maillard, un complicado conjunto de reacciones químicas que se dan en la carne cuando es sometida a elevadas temperaturas y que a efectos prácticos se traducen en ese tostado superficial de tonos ocres de tan agradable sabor.

Cítricos

Usar cítricos, tanto en zumos como en ralladura, funciona muy bien con el pescado y con las carnes blancas como el pollo. Aportan un toque de sabor y además ayudan a que se hagan mejor.

Jengibre

El jengibre es una de la soluciones clásicas para cocinar sin sal. La parte que utilizamos de esta planta es el rizoma que se desarrolla bajo tierra, aporta mucho aroma y tiene un sabor picante. Tradicionalmente en Europa solía utilizarse solo en la elaboración de dulces, pero es un producto muy utilizado en la cocina asiática, como especia por su fuerte sabor, que le va bien, por ejemplo, a los mariscos y al cordero. Además, es una planta que tiene muchas propiedades medicinales. Eso sí, hay que tener cuidado de no pasarse con las cantidades.

Vinagre

Actualmente hay en el mercado una gran variedad de vinagres y también vinagretas que nos pueden servir para aliñar ensaladas, pero también para elaborar salsas y sazonar carnes. También podemos combinarlos con aceites aromatizadas.

Salsas

Para hacer salsas sabrosas que nos permitan cocinar sin sal, podemos utilizar diferentes clases de cebollas, ajo y verduras de temporada que nos servirán de acompañamiento sabroso para casi cualquier plato. Por último siempre que no nos excedamos y escojamos bien el tipo podemos utilizar queso rallado como potenciador del sabor.

 

¿Pensabas que dar sabor sin añadir sal era imposible? Ya ves que no. Ahora descubre las alternativas para cocinar sin aceite que puedes encontrar.

Compartir este artículo