como hacer pan casero

Aprende a hacer pan casero

¿Quieres aprender a hacer un delicioso pan en casa? Hoy en día está muy de moda hacer pan casero ya que, de esta forma, puedes preparar un alimento 100% nutritivo y sin que lleve ni un solo químico. Pero, aunque pueda parecer algo sencillo, lo cierto es que hacer pan tiene sus secretos.

Por este motivo, en Mami Recetas queremos mostrarte cómo hacer pan casero. Y, para ello, te ofreceremos una serie de consejos y trucos para que aprendas a cocinar un pan delicioso y muy nutritivo.

3 consejos para hacer pan casero

Qué bien sienta disfrutar del sabor de un pan que esté hecho de manera artesanal  y que sea crujiente y esponjoso al mismo tiempo, ¿verdad? Pero, tristemente, la gran mayoría de panaderías ofrecen panes de baja calidad y, peor aún, con más azúcares que vitaminas.

Por eso, a continuación te descubriremos los trucos para que sepas cómo hacer pan casero de forma fácil y efectiva. Te daremos algunos trucos imprescindibles gracias a los que podrás preparar un pan sabroso y nutritivo. ¡Toma nota!

1. La importancia del harina

Evidentemente, si quieres elaborar un buen pan casero es imprescindible que cuentes con materia prima que sea de calidad. Y el pan se elabora, esencialmente, con harina, por tanto, tienes que escoger la más adecuada para tu receta. Dependiendo del tipo de harina que escojas (de centeno, de espelta, etc.) te saldrá un tipo de pan u otro.

Además, a la hora de conservar el harina tienes que hacerlo siguiendo unas pautas muy concretas: tiene que estar en un lugar que sea seco y que no le dé la luz directa. Lo más sencillo es que si quieres hacer pan casero por primera vez, lo hagas con una harina de trigo ya que es más fácil de manejar.


2. La técnica del amasado

Cuando amasamos, lo que realmente estamos haciendo es mezclar los ingredientes y darles la textura que necesitan para que el pan sea sabroso. Es cierto que amasar te va a llevar algo de tiempo pero, no exageremos, es un procedimiento relativamente sencillo que puedes hacer perfectamente en casa. Eso sí: si tienes un robot de cocina que cuente con la función de amasado puedes usarlo para evitarte el esfuerzo extra.

Si no tienes el robot, deberás empezar amasando los ingredientes secos y, después, añadir los húmedos. Deberás mezclar y, luego, dejar que reposen durante 10 minutos. Pasado este tiempo, ya podrás ir amasando y reposando tantas veces como creas necesarias.

La masa estará lista cuando veas que su aspecto es liso y, sobre todo, cuando se muestre elástica. No se debe romper cuando la extiendes ni tampoco pegarse demasiado a tus manos.

3. El paso de la fermentación

Y, por último, si quieres aprender cómo hacer pan casero tienes que tener en cuenta este último paso que es vital para que el pan te quede bien. Debes tener en cuenta que, si la fermentación es más larga, el pan te quedará mejor ya que darás más tiempo a los ingredientes a que reposen.

En realidad, lo más recomendado es que el pan fermente un par de veces o tres. El primer fermentado se hace durante la masa, el segundo cuando le hemos dado la forma al pan y el tercero es cuando la masa adopta un mayor volumen debido a la formación del gas interior. Sabrás que la masa está fermentada cuando veas que el pan que has preparado tiene un volumen dos veces mayor que el que tenía al principio. En este caso, es cuando estará listo para hornear.

Y con estos consejos, ya sabrás preparar pan casero de una forma fácil y, sobre todo, deliciosa. Pon en práctica estos trucos y podrás disfrutar de desayunos deliciosos y nutritivos.

Compartir este artículo