Recetas de guarniciones para un guiso de albóndigas

3 guarniciones sencillas para preparar un guiso de albóndigas

No hay plato que apetezca más en un día frío que un buen guiso de albóndigas ¿verdad? Y es que se trata de una receta consistente, caliente y nutritiva que sacia tu apetito al máximo. Pero ¿cuál es la mejor guarnición para este plato tradicional?

A continuación, vamos a descubrirte 3 guarniciones sencillas para preparar un guiso de albóndigas delicioso y sorprendente. Aquí tienes tres recetas fáciles de hacer y deliciosas con las que conseguirás un plato de albóndigas que gustará a toda la familia. ¡Comenzamos!

1. Guiso de albóndigas con huevos

Cómo hacer albóndigas con huevos

Comenzamos con una de las guarniciones más sorprendentes y diferentes del guiso de albóndigas. Se trata de una receta muy saciante y perfecta para los días fríos de invierno. Aprovecharemos las proteínas de la carne de albóndiga con las del huevo para conseguir un plato nutritivo y riquísimo.

Ingredientes que necesitas para la guarnición

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de comino
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Lata de tomates enteros
  • Cilantro
  • 4 huevos

Pasos para hacer guiso de albóndigas con huevo

Una vez tengas los ingredientes ya reunidos, tendremos que hacer este plato. Lo primero de todo recordarte que en este artículo de Mami Recetas vamos a descubrirte cómo hacer la guarnición, por tanto, entendemos que las albóndigas ya las has preparado.

  1. Lo primero que haremos será freír la cebolla y el ajo en una sartén con abundante aceite. Tendremos que freírlo hasta que veamos que la cebolla se ha tornado un poco blanquecina.
  2. Ahora, añadiremos las especies y lo saltearemos durante 1 minuto.
  3. A continuación, añadimos los tomates, mezclamos y removemos durante un minuto más.
  4. Bajamos el fuego, tapamos la olla y dejamos que se cocine la salsa durante veinte minutos.
  5. Pasado este tiempo, añadiremos las albóndigas y dejamos que todos los ingredientes se integren durante 5 o 10 minutos.
  6. Para terminar, rompemos los huevos y los vertemos encima del guiso. Dejamos que se cocine 3 o 5 minutos (o hasta que veamos que el huevo está listo) ¡y ya está!

 

2. Guiso de albóndigas con pisto de verduras

Cómo preparar albóndigas con piso de verduras

Ahora continuamos con otra de las mejores guarniciones para un guiso de albóndigas. En este caso, te indicaremos una receta más tradicional de nuestra cocina casera pero que, realmente, ¡es deliciosa!

Ingredientes necesarios

  • 1 lata de tomate triturado (sin freír)
  • 1 calabacín
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo


  • 1 cucharada de azúcar
  • Ajo en polvo (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

Pasos para hacer un guiso de albóndigas con pisto

Una de las recetas más tradicionales de albóndigas es acompañarlas con un pisto de verduras. Para ello, tendrás que seguir estos sencillos pasos:

  1. Vierte el tomate en una cazuela y reduce la acidez con una cucharada de azúcar. Mezcla bien
  2. Ahora, añade una cucharada de aceite de oliva, la media cebolla, el diente de ajo y una pizca de sal. Deja que se cocinen todos los alimentos a fuego medio durante unos 20 o 25 minutos
  3. Pasado este tiempo, vertemos la salsa de tomate en vaso apto para la batidora y lo trituramos todo. Ya tenemos la base de salsa de tomate lista.
  4. Ahora prepararemos el resto del pisto. Para ello, lavaremos los vegetales (cebolla, pimientos y calabacín) y lo meteremos en una cacerola con un chorro de aceite.
  5. Dejamos que se cocinen durante unos 10 o 15  minutos o hasta que veamos que están bien pochadas. En cuanto estén listas, apagamos el fuego y reservamos.
  6. Para terminar, simplemente deberemos añadir las albóndigas en una sartén y mezclar la salsa de tomate y las verduras cocinadas. Deberemos dejar que todo se cocine a temperatura baja durante unos 5 minutos para que, así, todos los sabores se integren.

 

3. Guiso de albóndigas con patatas

Cómo preparar albóndigas con patatas

Y, para terminar, vamos a descubrirte otra de las mejores guarniciones para un guiso de albóndigas: las patatas. Es el plato favorito de los peques de la casa y, además, muy fácil de hacer.

Ingredientes que necesitamos

  • 2 patatas grandes
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Media cebolla pequeña
  • 1 vaso de vino (al gusto)
  • Sal
  • Caldo de carne
  • Aceite de oliva

Albóndigas con patatas: paso a paso

Una vez tengamos todos los ingredientes y las albóndigas listas, es el momento de preparar la guarnición para las albóndigas. Para ello, deberemos seguir estos pasos:

  1. Comenzaremos poniendo a hervir las patatas en una olla con agua caliente. Deberemos dejar que hiervan durante unos 10 o 15 minutos. Estarán un pelín duras pero es precisamente lo que buscamos: a media cocción
  2. Continuaremos dorando la cebolla y el ajo en una sartén con abundante aceite
  3. Rectificaremos de sal y dejaremos pochar los alimentos.
  4. A continuación, añadiremos el caldo y el vino, así como la hoja de laurel
  5. Cuando empiece a hervir, añadiremos las patatas que estarán previamente cocinadas y dejaremos que terminen de cocinarse en esta salsa
  6. Cuando estén casi listas, añadimos las albóndigas y lo mezclamos todo dejando que se cocinen de forma conjunta durante unos 3 o 4 minutos.

¡Listo!

Compartir este artículo