Trucos para cocinar al Baño María

Los mejores trucos para cocinar al Baño María

Una de las técnicas de cocina más conocidas es el Baño María. Se trata de un método de cocción que sirve para muchos platos, tanto dulces como salados, y que te permite conseguir una textura sin igual. Para poder realizar correctamente esta técnica culinaria, en Mami Recetas vamos a descubrirte los mejores trucos para cocinar al Baño María. ¡Sigue leyendo y saca al cocinillas que llevas dentro!

6 trucos para cocinar al Baño María

Si quieres aprender la técnica del Baño María tienes que conocer algunos secretos imprescindibles para realizar correctamente este método culinario. Así, podrás disfrutar de platos deliciosos y recetas muy sabrosas.

1. No te pases de agua

Uno de los trucos para aprender a cocinar al Baño María es que tienes que vigilar con el agua que usas para realizar esta técnica. Es importante que no te excedas ya que no es se necesita demasiada agua. Además, si te pasas con la cantidad puede empezar a hervir y producir salpicaduras peligrosas por las quemaduras que pueden hacer. De hecho, lo mejor es que llenes el cazo solo hasta la mitad, nunca hasta arriba del todo porque podría rebosar.

2. El agua debe estar hirviendo

Cuando cocines un plato al Baño María tienes que empezar a cocinarlo cuando el agua ya esté hirviendo. Por tanto, lo primero que haremos será calentar el agua y, después, introduciremos el alimento solo cuando ya haya estallado la ebullición. De lo contrario, no estaremos realizando bien esta técnica y podría no cocinarse bien el plato que queremos preparar.

3. El uso del cuchillo para comprobar la cocción




Muchas personas se cuestionan sobre cómo saber si el plato ya está listo. La forma más fácil de poder resolver tus dudas es que, cuando creas que ya debería estar listo, introduzcas un cuchillo o un tenedor en la mezcla y, entonces, compruebes si ha salido limpio. Si es así, ya estarás listo pero si aún mancha es porque todavía le falta un poco. Este consejo te servirá, sobre todo, para las recetas de dulces o postres. 

4. El bol no tiene que tocar al fondo

Otro de los trucos para cocinar al Baño María es que procures que el bol con el que estás cocinando no llegue al fondo. Lo ideal es que se quede como "flotando" para que, así, el calor no le llegue de forma tan directa y termine por quemarse. Para conseguir que se quede flotando, lo mejor es que uses ollas con asas que te permitirán colocar el bol sin tocar del todo.

5. Recipientes resistentes al calor

Aunque es algo que puede parecer lógico nos parece importante puntualizarlo. Para poder cocinar al Baño María es importante que los recipientes sean resistentes al calor pues, de lo contrario, podrían quemarse y tu comida llenarse de toxinas y elementos nocivos para ti. Además, recuerda que tienes que protegerte las manos cuando vayas a coger el recipiente porque... ¡quemará!

6. Coloca un paño en el fondo de la olla

Si quieres evitar que los alimentos se muevan cuando estés cocinando al Baño María, el mejor truco es que coloques un paño en el fondo de la olla donde vamos a hervir el agua. Con este sencillo consejo conseguirás que las burbujas de la ebullición no muevan demasiado el recipiente y, por tanto, que no se caiga el contenido o se mueva.

Con estos sencillos trucos para cocinar al Baño María aprenderás a elaborar platos muy variados que tanto se pueden cocinar en el fuego como en el horno. Es importante ir controlando en todo momento la ebullición para evitar, precisamente, que se caigan o que tu receta se eche a perder. Si quieres aprender a cocinar desde cero, es importante que introduzcas el baño maría entre tus conocimientos.

Compartir este artículo