Cómo hacer masa de empanadillas

Guía para elaborar la masa casera de las empanadillas

Es cierto que en estos tiempos podemos encontrar en los supermercados casi cualquier tipo de comida procesada. Seguramente alguna vez por las prisas habéis comprado empanadillas de esas que viene congeladas y tan solo hay que freírlas, o en su defecto las obleas pre-hechas para rellenar y listo. Está bien porque así tendréis clara la diferencia de sabor cuando hagáis vuestras propias empanadillas caseras. Además si habéis echado un vistazo a los ingredientes que figuran en los envases os daréis cuenta de la cantidad de conservantes y aditivos que llevan.

Hacer empanadillas caseras, desde luego, nos llevará más tiempo, pero estarán mucho más ricas y serán mucho más sanas, así que merece la pena dedicar una tarde que tengamos libre para aprender a cocinarlas. Por ello, aquí queremos enseñarte cómo hacer la masa de las empanadillas, y también te damos la opción de que utilices el relleno tradicional para conseguir unas empanadillas deliciosas. Esta empanadilla es una de las recetas de pescado para niños más clásicas porque consigue que los niños consuman este alimento.

Cómo elaborar la masa y el relleno de las empanadillas

Estos son los ingredientes que debes utilizar para hacer tus empanadillas caseras.

Ingredientes para hacer la masa de las empanadillas

  • 275 gr. de harina de trigo
  • 80 ml. de vino blanco
  • 40 ml de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • 6 gramos de sal
  • Aceite para freír

Ingredientes para el relleno

Las empanadillas pueden llevar prácticamente cualquier tipo de relleno que se os ocurran, salados dulces, podemos aprovechar los restos de comida…Aquí os presentamos dos posibles opciones.

Opción 1

  • Taquitos de jamón cocido
  • Queso cremoso que funda bien

Opción 2 - Las tradicionales empanadillas de bonito

  • 400 g de bonito en aceite de oliva
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla grande
  • 1 huevo cocido L
  • 5 cucharadas de tomate natural


  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva

Elaboración de la masa

Estos los pasos que debes seguir para elaborar la masa:

  1. Volcamos la harina en un bol o fuente honda y le hacemos un agujero en el centro como si fuera un volcán. En el hueco vamos poco a poco añadiendo el resto de ingredientes de la masa y mezclándolos con una cuchara de madera.
  2. Cuando la mezcla empiece a tomar la consistencia de una masa la extendemos sobre la encimera espolvoreada de harina y la amasamos con las manos hasta obtener una masa lisa que prácticamente no se pegue a las manos. Le damos forma de bola y la dejamos reposar más o menos un cuarto de hora.
  3. Una vez reposada la masa ha llegado el momento de extenderla. Espolvoreamos de harina la encimera y el rodillo de cocina. Troceamos la masa en porciones y vamos estirándolas poco a poco hasta que la masa quede muy fina, aproximadamente debe tener 1mm.
  4. Con un molde cortamos del tamaño que elijamos cortamos la masa en forma de discos que iremos colocando sobre un papel de horno para que no se peguen.

Elaboración del relleno

La primera opción que presentamos no tiene más ciencia que colocar los ingredientes en el centro de la oblea que hemos hecho.

  1. En la segunda opción, calentaremos el aceite de oliva en una sartén, le añadimos la cebolla y el pimiento verde bien picados y lo dejamos rehogar hasta que la cebolla esté pochada.
  2. El siguiente paso es añadir a la sartén el bonito bien escurrido. Incorporamos después el tomate y la sal al gusto.
  3. Dejamos enfriar un poco y escurrimos el exceso de aceite. Por último, añadimos el huevo cocido picado muy fino. Y dejamos enfriar del todo.

Rellenar y freír

Al llegar a este punto solo nos queda añadir una cucharadita del relleno elegido en el centro de la oblea. Cerrarla sobre sí misma y apretar bien los bordes con un tenedor para que la masa quede bien cerrada y el relleno no se escape.

Debemos freírlas en aceite muy caliente (180ºC). Cuando estén doradas las retiramos y con un papel absorbente les quitamos el exceso de aceite.

En caso de que nos salgan muchas obleas y no queramos hacerlas todas, podemos guardarlas en el congelador separadas unas de otras por papel de horno y envueltas en papel film.

 

Si te ha gustado hacer la masa de las empanadillas, es momento de que aprendas a elaborar la masa de pizza para que tus pizzas sean totalmente caseras.

Compartir este artículo