Elaborar recetas sin gluten

Guía práctica para elaborar recetas sin gluten

¿Eres celíaco o tienes a alguien de tu familia que lo es? La intolerancia al gluten es una afección que afecta a una gran cantidad de población. Pero cocinar sin gluten es ahora más fácil que nunca gracias a la gran variedad de productos gluten free que encontramos en las tiendas aunque, durante la cocción, deben tenerse en cuenta una serie de aspectos básicos.

En Mami Recetas queremos ayudarte a que aprendas a cocinar para una persona celíaca y, por eso, a continuación vamos a darte una guía práctica para elaborar recetas sin gluten. Aquí tienes consejos y trucos para asegurarte de que tus platos contienen un 0% de gluten.

5 consejos para cocinar sin gluten

Si quieres asegurarte de que estás elaborando una cocina sin gluten tienes que tener en cuenta una serie de consejos en la cocina. Porque, aunque tú uses únicamente alimentos sin gluten, si hay alguien en casa que sí que coma gluten puede ocurrir lo que se conoce como "contaminación alimenticia".

A continuación vamos a darte 5 consejos para elaborar recetas sin gluten que te ayudarán a cocinar de una forma 100% gluten free.

1# Evita los alimentos procesados o precocinados

Si quieres asegurarte de que los ingredientes que tomas son realmente sin gluten, debes evitar los procesados o precocinados. El motivo es que, en la mayoría de estos casos, se utiliza gluten como aditivo. Además, piensa que muchos de estos alimentos puede ser que no contengan etiqueta (por ejemplo, si compras hamburguesa o embutido en la carnicería). Lo mejor es que optes por ingredientes más frescos y naturales.

2# Mira siempre la etiqueta

Otro de los consejos esenciales para elaborar recetas para celíacos es que compruebes bien las etiquetas. Siempre es recomendable que se mire bien cuál es el contenido que tiene cada alimento antes de decidir comprarlo. Sobre todo, tienes que controlar cuáles son los nombres de los químicos que pueden incluir gluten para, así, tener 100% claro que estás comprando un producto libre totalmente de este componente.

3# Cocina siempre con aceite limpio




Hay muchas personas que tienen la costumbre de reutilizar el aceite. Esto es genial para ahorrar dinero y evitar malversar alimentos. Sin embargo, si en tu casa vivís personas con diferentes dietas tienes que saber que ese aceite no servirá. Es decir, si el lunes cocinaste un pollo empanado con pan rallado y luego vas a usar ese aceite para hacer un pescado a la plancha, es posible que el aceite esté contaminado con gluten. 

4# Etiqueta los productos

Una buena manera de organizar la cocina de una familia con algún celíaco es que los alimentos que no lleven gluten estén correctamente etiquetados. También se recomienda que los guardes aparte en un bote y que estén bien identificados. De esta forma, evitarás que la persona afectada con celiaquía pueda equivocarse e intoxicarse comiendo algo que contiene gluten.

5# Cuidado con los utensilios de cocina

En relación a lo comentado anteriormente, también tienes que tener cuidado con los utensilios de cocina que uses ya que estos también se pueden contaminar. Lo recomendable para elaborar recetas sin gluten es que, antes de usar cualquier instrumento de cocina, lo laves para asegurarte de que está totalmente limpio.

Pero, además, te recomendamos que extremes precauciones con los siguientes utensilios:

  • Tablas de madera: es recomendable que no cortes el pan en la misma tabla que cortas los frescos pues el gluten podría quedarse impregnado en la madera y contaminar el alimento. Aprende cómo limpiar y desinfectar una tabla fácilmente y evita no mezclar diferentes alimentos con o sin gluten.
  • Cuchillos: se recomienda que siempre se laven antes de cada uso, aunque los saques limpios del cajón. Los cuchillos se usan para cortar todo tipo de alimentos y, por tanto, puede ser que haya quedado algún resto de gluten
  • Horno y planchas de cocina: lo más recomendable es que, siempre que cocines en estos aparatos, lo hagas colocando papel de aluminio en la base de la bandeja. De esta forma evitarás contaminarlo y podrás usarlo para cocinar todo tipo de alimentos, con y sin gluten, sin riesgo a contaminación

Compartir este artículo