mejores trucos para hacer un buen sofrito

Estos son los trucos indispensables para hacer un buen sofrito

Para poder elaborar un plato casero que esté delicioso casi siempre se necesita un buen sofrito. Contar con una base sabrosa y gustosa es esencial para conseguir preparar una receta deliciosa que le dé consistencia a cualquier arroz, carne, pescado, etcétera.

En este artículo de Mami Recetas queremos descubrirte los ingredientes indispensables para hacer un buen sofrito para que, así, puedas saber cuáles son los secretos para que esta base te quede estupenda. Piensa que, la gran mayoría de las veces, el sofrito es el elemento estrella para que un plato esté rico.

Consejos para hacer un buen sofrito casero

Si quieres saber cuáles son los ingredientes indispensables para hacer un buen sofrito tienes que saber que, la base imprescindible, contiene estos alimentos:

  • Cebolla
  • Ajo
  • Tomate

Esta es la receta básica para que puedas preparar un sofrito casero y delicioso. Sin embargo, si quieres enriquecer tus platos y conseguir un sabor más intenso y delicioso, nada mejor que añadir otros ingredientes como el pimiento, un buen aceite, zanahorias, caldo concentrado, champiñones, etcétera. Dependiendo del tipo de plato que quieras preparar, puedes añadir más verduras.

Para que sepas preparar un buen guiso, el sofrito es esencial. Pero tenemos que tener en cuenta que la funcionalidad del sofrito es la de realzar un plato, no ocultar el sabor ni modificarlo. Por tanto, escoge los ingredientes de una forma concisa y teniendo en cuenta qué tipo de receta quieres preparar pues no es lo mismo preparar un sofrito para ternera que para pollo.




Además de esto, aquí te daremos 5 consejos que te mostrarán los trucos para hacer un buen sofrito:

1. Pica los ingredientes

Si quieres que el sabor esté delicioso y homogéneo, el secreto es que todos los ingredientes que forman parte del sofrito estén picados y cortados de forma muy fina. Queremos crear una base homogénea y que los sabores se integren, por tanto, córtalos de la misma manera.

2. La importancia del orden

A la hora de cocinar nuestro sofrito es muy importante tener en cuenta el orden en el que debemos cocinar los alimentos. Es decir, los que sea más duros tendrán que añadirse antes porque su tiempo de cocción es más largo. Tendemos a echar todos los ingredientes al mismo tiempo y esto es un gran error porque no todos tienen el mismo tiempo de preparación.

3. Tapa la cebolla

Si quieres que la base del sofrito te quede perfecta, uno de los secretos es que tapes la sartén cuando eches la cebolla. Echa un poquito de sal para que el ingrediente sude y, cuando esté transparente, podemos agregar los demás ingredientes.

4. Tomate natural

Un error muy común a la hora de escoger los ingredientes indispensables para hacer un buen sofrito es que se use un tomate frito o triturado pero ya preparado. Debes evitar las conservas de tomate y optar, siempre, por ingredientes naturales si quieres que la receta te quede impresionante. En este caso, opta por tomates naturales y tritúralos en casa para que el sabor sea mejor.

5. Aceite de calidad

Otro de los ingredientes básicos de un buen sofrito es el aceite. Y, aquí, también se suelen cometer muchos errores pues es importante que usemos uno que sea de gran calidad. El aceite es un ingrediente básico e indispensable en nuestra receta, por eso, deberemos optar por un aceite que sea de oliva virgen extra y que tenga un sabor intenso. Además, no debes escatimar con el aceite si quieres que tu plato te quede gustoso y sabroso, no hay peor sofrito que aquel que tiene poco aceite.

Resumiendo, para poder escoger los ingredientes indispensables para hacer un buen sofrito es importante que todos los que escojas sean de calidad. No escatimes en ello pues hay una gran diferencia entre un aceite bueno y uno malo, así como en un tomate de bote que uno triturado por nosotros mismos.

El sofrito puede ir con más hortalizas, todas las que desees, pero contando que todas ellas deberán estar cortadas de forma homogénea e integradas por igual. Así conseguirás una base perfecta para cualquiera de tus platos.

Compartir este artículo