usos del ajo en cocina

Usos del ajo en la cocina que no te puedes perder

El ajo es uno de los ingredientes más usados en la cocina y en las recetas tradicionales. Se usa para enriquecer los platos y para darle un sabor más delicioso e intenso a cualquier receta. Pero, además de esto, el ajo es un alimento repleto de beneficios y propiedades que es ideal para mejorar nuestra salud y para ayudarnos a tener un sistema inmunológico más fuerte.

En Mami Recetas queremos descubrirte los usos del ajo en la cocina que debes conocer para que, así, puedas sacarle el máximo provecho a este ingrediente tan usado en nuestro día a día. Además, te descubriremos los distintos tipos de ajo que existen para que, así, puedas saber cómo usar cada uno de ellos.

3 usos del ajo en la cocina dependiendo del tipo

El ajo es un ingrediente muy usado en nuestros platos y que, además, es altamente beneficioso. El motivo es que nos aporta micronutrientes como potasio, sodio o fósforo, además de reforzar nuestro sistema inmunológico al actuar como un antibiótico natural. También tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que es idóneo para tratar afecciones como dolores de garganta, gases, etcétera.

Sin embargo, el uso más conocido del ajo es en el entorno gastronómico por ser un ingrediente perfecto para mejorar el sabor de cualquier receta. Y es que si a unos muslos de pollo a la plancha le echas un poquito de ajo, el resultado es incomparable. Por ello, aquí te indicaremos los diferentes tipos de ajos que existen para que, así, veas los usos del ajo en la cocina:

Ajo blanco

Es el ajo más conocido en nuestras cocinas y el que mayormente se usa en las recetas. Se trata de un ajo perfecto para preparar recetas de sofritos y hacer la base de cualquier arroz, estofado, carne al horno, etcétera.

Ajo morado




Este tipo de ajo también es común en nuestras recetas. Se trata de un ingrediente que, tal y como indica su nombre, es de un tono más morado. La diferencia principal con el blanco es que estos maduran más rápido ya que son más grandes. Tienen un toque ligeramente picante por lo que son ideales para acompañar un sofrito de carne roja como ternera o cordero.

Ajos tiernos

Otro de los ajos más usados en las recetas de cocina son los ajos tiernos. Tienen un sabor y un aroma un tanto menos intenso que el ajo común y, por ello, es ideal para preparar recetas más suaves como, por ejemplo, acompañar el pollo, el conejo, el pavo, etcétera. También resulta ideal para salteados de verduras o para cremas de verduras.

Los mejores trucos para disfrutar del ajo al máximo

Ahora que ya conoces los usos del ajo en la cocina, a continuación te indicaremos algunos trucos que te permitirán disfrutar de su sabor al máximo. Ten en cuenta que, a muchas personas, este ingrediente no les termina de sentar bien porque es un poco intenso su sabor y puede resultar indigesto. Sin embargo, hay trucos que te ayudarán a conseguir un plato más suave y perfecto para todo tipo de comensales:

  • Elimina el brote central: si abres el ajo por la mitad verás que, justo en el centro, tiene un germen o un brote de color verdoso. Este es el principal causante de este sabor tan intenso y que puede hacer que el ajo termine repitiendo. Por tanto, si quitas este elemento, conseguirás reducir las posibilidades de que el ajo siente mal.
  • En remojo: otro truco para evitar que el ajo nos pueda repetir es teniéndolo 2 horas en remojo antes de cocinarlo. Es un truco perfecto para disipar su sabor y conseguir que sea más suave y agradable a la hora de comerlo.
  • Ideal para carnes o pescados: el ajo puede usarse en todo tipo de platos y recetas pero, lo cierto, es que resulta un ingrediente perfecto para preparar recetas más elaboradas de carnes o pescados. Le dará un toque único y más sabroso a tus recetas y hará que todo el mundo quede satisfecho.

Compartir este artículo