carne que se puede comer cruda

¿Qué carne se puede comer cruda?

Cada vez hay más personas que prueban recetas con alimentos crudos. De hecho, hay una gran variedad de platos de cocina gourmet que usan ingredientes crudos para conseguir un sabor mucho más intenso y delicioso. Este es el caso, por ejemplo, del tartar, el tataki o el ceviche, platos muy comunes en nuestros restaurantes y que cuentan con carne sin cocinar.

Pero esta práctica no es del todo saludable. De hecho, hay algunos ingredientes que se recomienda que no se consuman en crudo por el alto riesgo a contagio bacterial. En Mami Recetas vamos a descubrirte qué carne se puede comer cruda para que, así, puedas alimentarte de forma saludable.

La carne cruda y sus riesgos para la salud

Es importante tener en cuenta que la carne cruda puede ocasionarnos algunos problemas de salud. Esto se debe, sobre todo, porque en estos alimentos podemos encontrar algunas bacterias como la E. Coli que es altamente perjudicial para nuestro organismo.

También, al comer alimentos en crudo, podemos consumir algunos microorganismos que pueden resultar dañinos para nuestro cuerpo. Algunos de ellos pueden, incluso, potencias el desarrollo de toxoplasmosis, algo que resulta muy peligroso durante la época del embarazo.

Las bacterias más comunes y peligrosas que podemos encontrar en la carne cruda son:

  • E. Coli
  • Salmonella
  • Yersinia
  • Campylobacter

Cuando cocinamos la carne, lo que hacemos es destruir estas bacterias debido a la aplicación de calor. Sin embargo, si optamos por consumirla en crudo podemos poner en riesgo nuestra salud e ingerir alguna de estas bacterias que pueden alterarnos gravemente.


Carne se puede comer cruda: la que sí y la que no

Tienes que saber que hay un tipo de carne que sí que se puede comer cruda porque el riesgo a contraer este tipo de bacterias o enfermedades es realmente bajo. Aquí te dejamos un listado para que puedas saber qué carne se puede comer cruda:

  • Salchichas: esta carne procesada se prepara a temperaturas muy altas y, muchas veces, también pasan un proceso de congelado, por tanto, cualquier microorganismo o bacteria suele estar destruida durante el proceso de elaboración de dicha carne.
  • Jamón y lacón: estos ingredientes también suelen estar muy procesados y, por tanto, se vuelve realmente difícil que alguien pueda resultar infectado. El jamón york está precocinado, lo mismo que el lacón, por lo que podrás comerlo en crudo sin apenas problemas.
  • Embutidos: en general, los embutidos pasan previamente por un procesamiento que prepara la carne y la trata. Por ello, es mucho menos probable que contengan microorganismos que puedan alterar nuestra salud. No obstante, en el caso de estar embarazada se recomienda no ingerir nada en crudo, ni siquiera embutido, por el riesgo a padecer toxoplasmosis.

La carne que no debemos comer cruda

Por otro lado, es importante que también conozcas la carne que No debes comer cruda. En estos casos, los ingredientes que te indicamos sí que tienen un alto riesgo de contagiarnos con bacterias si los consumimos sin cocinarlos previamente.

Por tanto, nunca deberás comer crudos alimentos como los siguientes:

  • Pollo: es la carne más peligrosa de comer cruda. De hecho, es responsable de que muchas personas terminen yendo al hospital por la acumulación de bacterias que puede haber en dicha ave. Lo mejor es que cocines bien el pollo para asegurarte de que está perfecto para consumir.
  • Carne picada: tampoco debe consumirse en crudo la carne picada porque tiene un riesgo elevado a contener la bacteria E Coli. Esta cepa suele afectar el intestino de los animales y, por tanto, afectar nuestra salud si la consumimos sin cocinar.
  • Ternera: contiene el mismo riesgo que acabamos de indicarte de la carne picada. Por ello, se recomienda que la cocines con temperatura elevada para asegurarte de que matas cualquier bacteria que pueda haber en el alimento. La ternera es rica en E Coli y también en Clostridium perfigens.

 

Compartir este artículo