Cómo cocinar carne en bolsas al horno

8 cosas que debes saber para cocinar carne al horno en bolsa

Cocinar al horno es muy sencillo, pero mucha gente lo evita porque implica que tenemos que conocer bien los tiempos de cocinado de los diferentes alimentos, ya que podemos o bien dejarlos crudos o bien pasarnos y dejarlos secos. Además, limpiar el horno se convierte en una labor tan ardua que puede dar mucha pereza a la mayoría de la gente. Sin embargo, no podemos obviar las recetas al horno que nos podemos perder si dejamos de lado esta herramienta.

Sin embargo, todo esto tiene una solución muy sencilla. Y es que, ser moderno no implica solo disponer de tecnología punta, a veces es tan simple como conocer las últimas (o en este caso no tanto) opciones para innovar en nuestra cocina. Nos estamos refiriendo a las bolsas de cocinado en el horno, que no solo no se derriten con el calor sino que además, dependiendo de las marcas, incorporan hierbas aromáticas y condimentos para que la carne quede totalmente en su punto.

Cómo cocinar la carne en una bolsa al horno

Si quieres aprender a cocinar desde cero, aquí podrás conocer cuáles son las claves que deberás tener en cuenta para cocinar carne al horno en bolsa:

  1. Cocinar en bolsa nos proporcionará un cocinado sabroso y a la vez muy limpio ya que apenas ensuciarás nada al seguir este método de cocinado.
  2. Las bolsas pueden utilizarse tanto en el horno como en el microondas. Cuentan con una válvula que permite que el aire caliente circule entre los alimentos, de manera que estos se vayan haciendo poco a poco, así, las carnes y también los pescados se hacen a su ritmo con un resultado muy jugoso y las verduras adquieren un toque crujiente.
  3. A la hora de cocinar debemos introducir la carne con el acompañamiento deseado, dentro de la bolsa y añadirle un poco de agua o caldo, más la sal y las especies que sean de nuestro agrado. Se cierra la bolsa y se introduce en el horno o el microondas, teniendo cuidado de que no toque las paredes. Entonces, esta se irá hinchando e irá evacuando poco a poco el aire caliente gracias a la válvula que lleva incorporada.


  4. Una vez que la carne ha terminado de cocinarse, hemos de tener cuidado de manejar la bolsa por la zona destinada a tal efecto, ya que de no hacerlo así podemos quemarnos. Cortaremos la zona superior de la bolsa., teniendo cuidado con el aire que aún puede quedar en su interior y extraeremos los alimentos. Por supuesto el jugo será una parte fundamental en nuestro plato, con el que podremos realizar una suculenta salsa.
  5. Una de las ventajas de este tipo de cocina en bolsa es que se puede emplear una temperatura mucho más baja de la habitual, ya que se cocina sin oxígeno lo que impide que las bacterias puedan desarrollarse. Por este mismo motivo se puede cocinar durante periodos mucho más prolongados. Así haremos la carne a un ritmo lento lo que le dará una textura ideal y a la vez ganará en intensidad de sabor.
  6. Si no vamos a consumirla en el momento, podemos conservar la comida en la bolsa, con la seguridad de que durará en condiciones óptimas durante mucho más tiempo que la comida cocinada siguiendo un método tradicional
  7. Un truco para que la carne quede con un agradable toque dorado y crujiente por arriba es abrir la bolsa unos minutos antes de que termine de hacerse la carne. Las bolsas de marcas que traen incorporado el aderezo siempre vienen con instrucciones sobre el tiempo adecuado de cocción.
  8. Añadir a la bolsa junto a la carne y las especias un poco de vino, cerveza, salsa de soja  o, incluso, zumo de limón contribuirá a aportar un sabor mucho más original e interesante.

Otros trucos para cocinar al horno

Recuerda que únicamente puedes utilizar este tipo de bolsas especiales, cualquier otra se derretiría. Y ten en cuenta también dejar holgura suficiente en la bolsa.

Ahora que sabes cómo cocinar la carne en bolsas al horno, debes saber cómo limpiar el horno de forma sencilla y que quede impecable.

Compartir este artículo