Reducir grasa en las comidas

6 consejos para reducir las grasas de tus comidas

¿Quieres aprender a cocinar de forma más ligera? No hace falta que cambies completamente tu alimentación sino, simplemente, que hagas unos sencillos cambios en la cocina. Reducir la cantidad de aceite al cocinar o sustituir las salsas por especias son solo algunos de los consejos que te daremos en este artículo.

En Mami Recetas vamos a ayudarte a que disfrutes de una alimentación más sana. Por eso, a continuación, te descubrimos 6 consejos para reducir las grasas de las comidas de forma sencilla y muy eficaz. ¡Ya no tendrás excusas para no cuidarte!

Cómo hacer comida con menos grasa

No hace falta comer solo pollo y verduras si quieres cuidar de tu cuerpo. Es posible disfrutar de un delicioso plato sabroso y nutritivo pero que, al mismo tiempo, sea bajo en grasa y calorías. Para conseguirlo, únicamente tienes que tener en cuenta una serie de consejos que te ayudarán a reducir las grasas de las comidas.

A continuación, te descubrimos las mejores técnicas para poder hacer comida con menos grasa. Así, tanto tú como tu familia disfrutaréis de platos más ligeros y saludables. 

Sartenes antiadherentes para cocinar con menos grasa

Uno de los mejores trucos que hay para reducir la grasa de tu comida es que cocines con sartenes antiadherentes. Estas sartenes son las idóneas para conseguir poder cocinar tus platos sin necesidad de echar abundante aceite y sin que la comida se quede pegada.




Estas sartenes son, también, perfectas para poder cocinar tus platos con solamente una gotita de aceite. Conseguirás recetas sabrosas y, sobre todo, ¡muy ligeras!

Nada de fritos o rebozados

Si quieres reducir las grasas de las comidas es importante que cambies tus métodos de cocción. Las frituras o los rebozados son alimentos muy ricos en grasas ya que, para elaborarlos, se usa mucho aceite. Por tanto, en lugar de optar por freír, prueba otras más sanas. Un claro ejemplo de ello serían los platos a la plancha, las recetas al horno, la comida hervida, cocinada al vapor, etcétera.

Carne magra para comer menos grasa

El tipo de pieza cárnica que compres en el supermercado también es esencial para disfrutar de una dieta más saludable. Ten en cuenta que variedades como el cerdo o la ternera son más grasas que la carne magra (pollo, pavo, conejo...), por tanto, es recomendable que consumas más de este tipo de carne. Con este sencillo cambio en tu lista de la compra podrás reducir de forma muy significativa la grasa de tu dieta. Por ejemplo, puedes conocer esta receta de pechuga de pavo con ciruelas para disfrutar de una agradable comida sana.

Lácteos desnatados

Los derivados de la leche suelen ser muy calóricos y con altos niveles de grasa. Pero la cosa cambia si, en lugar de comprar la versión entera, nos decantamos por la desnatada. Es ideal tomar un yogur 0% porque nos aporta muchas proteínas y, sin embargo, apenas contiene grasa. Lo mismo con la leche, el queso, la mantequilla, etcétera.

Opta por alimentos frescos y naturales

Si quieres reducir las grasas de las comidas es importante que empieces a comer de forma más sana. Es decir, evita los alimentos procesados y, dentro de lo que puedas, procura comer alimentos frescos y naturales. Las frutas, las verduras y los cereales son un claro ejemplo de este tipo de comida a la que hacemos referencia. Son alimentos muy saciantes y que, al mismo tiempo, nos aportan grandes nutrientes sin que apenas tengan grasa.

Haz una dieta semanal

Y por último, otro de los consejos que queremos darte si quieres comer con menos grasa es que evites "improvisar" cada día. Lo mejor es que tengas un menú semanal bien planificado y, en base a él, puedas organizar tu lista de la compra. De esta forma, evitarás llegar un día a casa sin saber qué comer y terminar llamando a una pizzería o a un kebab. Lo mejor es que siempre tengas claro qué comerás y que, por supuesto, diseñes tu menú semanal de forma saludable y baja en grasa. 

Compartir este artículo