Cómo hacer alioli

Cómo hacer el mejor alioli casero con estos sencillos pasos

El alioli, o ajoceite, es una salsa típica de la cocina mediterránea. La verdad es que está muy rica y además es muy fácil de hacer, así que si estás empezando en el mundo de la cocina y quieres sorprender a tus invitados o darte un capricho para ti, no dudes en intentar hacer esta salsa.

Lo cierto es que podemos encontrarla hecha en el supermercado, pero os garantizo que no va a estar tan rica ni ser tan sana como la que podamos hacer en casa. Por ello, aquí te mostramos cómo preparar alioli casero para tus recetas.

¿En qué consiste la salsa alioli?

En realidad se trata de una salsa con un origen histórico antiguo, los romanos se la copiaron a los egipcios y la extendieron por todo el imperio. En España los íberos también la utilizaban.

Por etimología, alioli proviene del catalán “all i oli” traducido como ajo y aceite, lo cierto es que aunque este nombre es el más conocido varía dependiendo de las diferentes regiones.

Es una salsa que puede aplicarse a infinidad de platos diferentes y no solo de la cocina mediterránea. Pescados como el bacalao, mariscos como las gambas y también los calamares, carnes y verduras, incluso las patatas fritas o cocidas van genial con la salsa alioli. De hecho una de las tapas más habituales en todo el territorio español es la de patatas con alioli.

¿Cómo preparar ajoaceite?

La salsa alioli requiere muy pocos ingredientes y todos son muy fáciles de encontrar.

Ingredientes

Ajo y aceite de oliva, huevo para emulsionar, un chorrito de zumo de limón, perejil y sal.

Elaboración:

Os damos dos elaboraciones diferentes, la primera la de la receta original sin huevo:

  • En primer lugar, pelamos 2 o 3 dientes de ajo, cuanto más picante nos guste la salsa más ajo le añadiremos.
  • Machacamos los ajos en un mortero dejándolos todo lo picados que seamos capaces, se trata de sacarles todo el jugo posible.
  • Cuando los ajos estén machacados les vamos añadiendo muy poco a poco el aceite, si lo hacemos deprisa es posible que se nos corte, así que mejor tener paciencia. Vamos removiendo con la maza del mortero
  • Cuando estén bien ligados añadimos el perejil, el zumo de limón y la sal




La cocina moderna utiliza huevo porque así es mucho más fácil que se emulsione la salsa y coja textura, además se utiliza la batidora, en cualquier caso el resultado es también exquisito y será mucho más fácil conseguir que la salsa no se corte.

  • En este caso picaremos también el ajo muy fino, lo echamos en el vaso de la batidora y le añadimos el huevo y un chorro de aceite dejándolo resbalar sobre el huevo.
  • Metemos el brazo de la batidora hasta el fondo del vaso y sin levantarlo lo ponemos en marcha, nos aseguramos de que la mezcla haya ligado bien y añadimos el resto del aceite, hasta que consigamos que la salsa tenga el espesor que queramos.
  • En este punto añadimos el zumo de limón, con cuidado de que la mezcla no se corte, el perejil y rectificamos la sal.

Consejos para hacer alioli casero

Aquí podrás ver algunas recomendaciones para realizar tu alioli.

  • Si al trocear los ajos les quitamos el corazón conseguiremos que la salsa nos repita mucho menos.
  • Recordad también que cuanta más cantidad de ajo añadamos más fuerte y picante será el sabor.
  • Un truco que se puede utilizar si nos ha quedado la salsa demasiado fuerte de sabor es rebajarla con un chorrito de leche. Descubre todos los trucos para rebajar el exceso de picante en tus recetas.
  • Recordad que esta salsa no lleva ningún tipo de conservante así que lo mejor es consumirla en el mismo día, si nos sobra algo tendremos que guardarlo en la nevera para gastarlo al día siguiente.

Consejos para preparar mayonesa casera

Compartir este artículo