recetas chinas helado

Recetas chinas con helado: apuesta por la cocina exótica

El helado es un postre delicioso que a todos gusta. Hay un montón de sabores, pero, además, también hay muchas formas de presentarlo en una mesa. Si quieres hacer algo diferente, decántate por las recetas chinas con helado y pon un toque exótico en tu cocina. Te hablamos un poco de cómo tratan el helado en la gastronomía china.

El helado frito, un gran clásico asiático

El helado frito es, sin duda alguna, uno de los postres más típicos de la gastronomía china. Es un postre muy curioso, con un cremoso helado por dentro y una cobertura crujiente.

El origen de esta receta es bastante incierto. No obstante, muchos aseguran que se trata de un dulce que viene precisamente de oriente. No es de extrañar, pues también es conocido como helado tempura. Esto es debido a que para hacerlo se usa una de las recetas más usadas en esta cocina, o por lo menos una de las más famosas, la tempura. Esta técnica se consigue rebozando la bola de helado a baja temperatura en una mezcla de agua y harina de trigo.

La parte crujiente del helado frito la pone la cobertura. Hay helado frito rebozado con galletas o con copos de avena. También hay otras variantes más modernas de helado frito envuelto con pan de molde.

Helado frito rebozado

Esta receta es la que usa como rebozado copos de avena o galletas trituradas. Para hacerlo, tan sólo necesitarás 4 ingredientes. Por un lado, tienes el helado, que dará igual el sabor en sí, la leche, el aceite y el rebozado. Una vez que las bolas de helado estén rebozadas correctamente, deberás meterlas en el congelador para que se congelen bien. Luego, al final, tienes que freírlas con un aceite bien caliente, hasta que la capa exterior quede dorada.

Helado frito con pan de molde

Una variante actual que también da buenos resultados. En este caso, el rebozado antes de freír el helado se hace con pan de molde. Corta los bordes del pan de molde, coge la bola de helado y envuélvela con el pan. Luego tendrás que chafarlo un poco para que quede adherido y meterlas en el congelador.



Tras un día en el congelador, te asegurarás de que está bien compacto todo. Mete las bolas de helado en aceite hirviendo para que se pueda dorar el pan. Como extra, puedes ponerle un poco de miel por encima.

Helado frito flambeado

Es una variante de las anteriores. Se puede hacer con cualquier tipo de helado. Además, también necesitarás harina, pan de molde, huevo y un poco de licor.

Reboza las bolas de helado con el pan de molde rallado previamente. Luego congélalas. Cuando las quieras servir, sácalas del congelador y báñalas en la masa previamente para rebozar, fríelas. El flambeado lo lograrás vertiendo un poco de licor sobre las bolas de helado y usando un soplete.

Helado de té verde

Aunque como comentábamos se puede usar cualquier helado para hacer helado frito, no hay que negar que el helado de té verde es todo un clásico en la cocina oriental.

Lo que más gusta de este helado, y su característica principal, es que es realmente refrescante. Es, por tanto, ideal para todas esas recetas veraniegas. Hay que destacar, además, que este helado de té no sólo se usa en postres. También es usado en muchas recetas como acompañamiento en tartares o ensaladas.

Helado de jengibre

El jengibre es muy usado también en la cocina oriental. Y sí, también se puede hacer helado con este ingrediente. Para ello, puedes usar jengibre fresco, leche, yemas, azúcar y crema de leche. Será, además, un helado perfecto para servir como helado frito.

Otras formas de hacer helados en casa

Compartir este artículo