preparar tus propios helados deliciosos y saludables

Prepara tus propios helados deliciosos y saludables

Con la llegada del buen tiempo, apetece muchísimo tomar un rico helado ¿verdad? Tanto para comerlo después de la comida como para refrescarte a media tarde. Los helados son uno de los alimentos más consumidos en verano pero no siempre van relacionados con la salud y el cuidado personal... ¿o sí?

Lo cierto es que, si quieres cuidar tu cuerpo, no tienes por qué renunciar a los helados. Y es que existen muchas formas de poder preparar tú mismo helados deliciosos y saludables. En Mami Recetas te descubrimos los consejos que tienes que conocer para aprender a cocinar helados y disfrutar de esta exquistez veraniega.

Cómo hacer helados caseros y saludables: los mejores consejos

Comer helado y cuidarse ya no tiene por qué ser contradictorio. Pero, claro está, para ello tienes que optar por helados hechos por ti mismo y, sobre todo, que cuenten con ingredientes naturales de calidad. La fruta, el yogur o la leche serán los mejores aliados para poder preparar  helados deliciosos y saludables.

En Mami Recetas queremos que este verano tú también puedas disfrutar de ricos helados. Por eso, aquí te damos los consejos que necesitas saber para preparar helados llenos de nutrientes y bajos en grasa.

Ingredientes para los helados caseros y sanos

Se suele decir que los helados no son una alternativa saludable porque, los que solemos consumir, son helados industriales elaborados con azúcares y dulces. Estas recetas nos aportan una gran cantidad de grasas y calorías vacías, así como un aporte excesivo de azúcar.

Pero si cambiamos los ingredientes de los helados podemos consumir una receta saludable, nutritiva y beneficiosa para nuestro cuerpo. Para ello, bastará con que la base de nuestra receta sea:

  • Frutas del tiempo
  • Yogures desnatados
  • Leche desnatada


  • Infusiones

Frutas de verano para tus helados caseros

Una opción perfecta para conseguir preparar helados deliciosos y saludables es que la base de tu receta sean las frutas de temporada. Por ejemplo, puedes preparar un perfecto helado a base de limón, fresas, sandía, melón, etcétera.

Para ello, tan solo deberás trocear las frutas seleccionadas y triturarlo en una batidora, juntamente con el hielo. Añade un poco de yogur o leche para que tenga una textura más cremosa ¡y listo! Si quieres, puedes congelarlo y conseguir un helado más tradicional.

Infusiones granizadas, deliciosas y saludables

Otra opción muy sana para refrescarte en verano es mezclar tus infusiones con hielo picado. Para ello, tan solo deberás preparar tu té habitual y dejar que se enfríe. Luego, añade hielo picado y mézclalo todo para conseguir algo parecido a un granizado.

Si quieres, a la infusión puedes añadirle un poco de leche y congelarla en el congelador. Así, podrás disfrutar de un helado delicioso de té verde, té chai, rooibos... ¡lo que tú quieras!

Helados cremosos y caseros con yogur

Si quieres hacer helados deliciosos y saludables pero que no pierdan ese punto cremoso, una opción perfecta es añadirle yogur. Para reducir el aporte calórico, nada mejor como optar por las variedades desnatadas del yogur. Puedes optar por un yogur natural y, entonces, añadirle lo que tú quieras: pepitas de chocolate, trozos de piel de naranja o de limón, etcétera.

Rebaja el yogur con un poco de agua o hielo picado y conseguirás  una textura más parecida a la del helado. Mételo en el congelador... ¡y listo! Un helado delicioso y muy sano.

Frutos secos en tus helados caseros

Y, por último, vamos a descubrirte un truco que te ayudará a aportarle más nutrientes a tu helado y a darle más sabor. Se trata de agregar frutos secos a tus preparaciones. Por ejemplo, puedes optar por almendras picadas, nueces, avellanas... ¡lo que prefieras! Eso sí: tritúralo bien para que quede en una masa homogénea con el resto de la receta.

Compartir este artículo