ideas preparar adobos

3 ideas para preparar el adobo ideal

Cuando preparamos un adobo lo que hacemos es mejorar el sabor o textura de un plato. Originariamente, adobar los alimentos tenía el objetivo básico de conservar mejor los ingredientes. Sin embargo, se vio que con este método culinario se conseguía ablandar la carne y conseguir recetas mucho más gustosas y deliciosas

En Mami Recetas queremos ayudarte a que puedas preparar unas recetas de "rechupete". Y, por eso, en este artículo te descubriremos 3 recetas para preparar el adobo ideal. Sigue leyendo y conoce todos los secretos para que tus platos sean de 5 estrellas.

Ingredientes básicos para hacer un buen adobo

Aunque existen muchas formas e ideas para preparar un adobo, lo cierto es que la receta tradicional está conformada por estos ingredientes:

  • Aceite
  • Vinagre o zumo de limón
  • Vino
  • Especias
  • Verduras

La clave para hacer un buen adobo está en que mezclemos los ingredientes de forma equilibrada. Después, deberás dejar el alimento adobado en un lugar fresco durante unas horas. También puedes meterlo en el frigorífico durante más de 3 horas con un film transparente cubriendo el alimento.

Las mejores ideas para preparar un rico adobo

Para que puedas disfrutar de un plato jugoso y delicioso, puedes optar por los ingredientes que acabamos de indicarte o, también, atreverte a experimentar y probar sabores nuevos. En Mami Recetas queremos que puedas innovar en tu cocina y, por eso, aquí te ofrecemos algunas recetas para adobar alimentos que conseguirán que prepares un plato exquisito.

1. Pollo adobado con naranja y cerveza

Es un tipo de adobo perfecto para esta carne ya que le dará un toque único y delicioso. Para ello, deberás seguir estos pasos:

  1. Sofríe 2 ajos en una cacerola con aceite de oliva
  2. Ahora, añade la cáscara de 1 naranja rallada previamente y, también, vierte 1 lata de cerveza
  3. Agrega 2 hojas de laurel y un poquito de albahaca
  4. Deja que los ingredientes se cocinen durante unos 5 minutos a temperatura baja
  5. Apaga el fuego y vierte este adobo por encima del pollo. Deja que se enfríe en la nevera durante 5 horas




tipos de adobos que podemos preparar

Elena Veselova || Shutterstock

2. Pavo a la mostaza

Si quieres un sabor digno de los mejores restaurantes, te proponemos otra de las mejores ideas para preparar el adobo ideal. Se trata de mezclar la intensidad de la mostaza con una carne tan deliciosa y suave con la del pavo.  Para ello, sigue estos pasos:

  1. En un recipiente hondo deberás mezclar media taza de mostaza con media taza de zumo de limón
  2. Ahora, añade un poco de pimentón, tomillo y orégano y mezcla
  3. Como toque final deberás añadir un poquito de aceite de oliva y sal al gusto.
  4. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Ahora, unta el pavo con este adobo y deja que repose durante 5 horas con papel film

3 Carne de cerdo picante

Y, por último, otra de las mejores ideas para adobar alimentos es esta receta oriental que, seguro, te encantará. Para ello, deberás hacer lo siguiente:

  1. Mezcla 3 cucharadas de salsa de soja con un ajo picado, cilantro, jengibre y media cucharadita de guindilla
  2. Ahora, añade la cáscara de una naranja y mezcla todos los ingredientes
  3. Añade 2 cucharadas de miel, 2 de mostaza y media copa de vino blanco de calidad
  4. Para terminar, simplemente deberás hundir la carne de cerdo en este adobo y dejar que repose durante 5 horas en la nevera.

Los beneficios del adobo en la cocina

Además de descubrirte las mejores ideas para preparar el adobo creemos que es importante remarcar la utilidad de este método en la cocina. Se trata de una técnica perfecta para conseguir platos más apetecibles y deliciosos. El motivo es que el adobo nos ayuda a:

  • Ablandar la carne: por ello, es ideal para preparar recetas más elaboradas y tiernas como guisos, estofados, etcétera
  • Neutralizar los sabores: alimentos como la carne de caza suelen tener un sabor muy fuerte e intenso. Con el adobo se consigue neutralizarlo y que, así, su sabor pueda encajar a la perfección con otros ingredientes
  • Evita la sequedad: otro de los beneficios de adobar la comida es que este método conseguirá humectar mejor los ingredientes. Por ello, evitará que terminemos comiendo carnes o pescados demasiado secos. Mantiene la jugosidad y, por tanto, ofrece un sabor delicioso

Compartir este artículo