tipos de adobos que podemos preparar

¿Qué tipo de adobos podemos preparar?

Si quieres enriquecer tus platos, nada mejor como optar por añadir adobos a recetas tanto de carnes como de pescados. Se trata de un complemento que le aportará mucho más sabor y un toque diferente a cualquiera de las recetas que estés cocinando. Así, un sencillo lomo de pescado podrá convertirse en una pieza exquisita y digna de los mejores restaurantes.

En Mami Recetas queremos ayudarte a obtener el mejor sabor en tus platos y, por eso, a continuación te descubrimos los mejores consejos para preparar los adobos. Fácil, rico y, sobre todo, ¡muy gustosos!

Diferentes tipos de adobos que puedes preparar en la cocina

El adobo en la cocina puede tener diferentes utilidades y objetivos. Es decir, no solo sirve para ayudarnos a mejorar el sabor de una receta sino que, también, puede tener otra función como, por ejemplo, hacer conservas. Dependiendo del tipo de adobo que queramos elaborar, deberemos optar por un método u otro.

En general, debes saber que existen estos tipos de adobos:

  • Adobo para cocinar: es la receta que tiene como objetivo conseguir que nuestras carnes o pescados estén más sabrosos y deliciosos. Además, este añadido también consigue conservar los alimentos por más tiempo. El adobo básico está conformado con aceite, sal, vinagre y especias al gusto. En el caso de los pescados, suele optarse siempre por un adobo con limón ya que el cítrico combina perfectamente con este alimento.
  • Para hacer conservas: también puede optarse por adobar carne para hacer conservas con ellas. En estos casos, normalmente suelen ser conservas de carne de cerdo.


  • Adobo para escabeches: y otro de los tipos de adobos que se pueden realizar es para hacer escabeches. Estos se suelen aplicar en carnes de caza aunque, también, en algunos pescados como los mejillones o la caballa.

Ideas de adobos para tus recetas

Siguiendo con las clases de adobos, ahora vamos a darte algunas buenas ideas que te ayudarán a lograr platos realmente apetitosos. Son recetas deliciosas que son fáciles de preparar y que te ayudarán a mejorar el sabor de tus platos de forma inmediata.

  • Adobar pollo al vino de Jerez: esta receta está deliciosa y consigue darle un toque único a tus platos elaborados con carne de pollo. Para ello, tan solo necesitarás preparar un adobo a base de perejil, pimienta negra, aceite de oliva y un vaso de este vino. Unta la carne con este adobo y deja que repose durante unas 5 horas en la nevera.
  • Patatas adobadas: si quieres disfrutar de unas patatas diferentes y deliciosas, te animamos a que pruebes este otro tipo de adobo que es propio de la gastronomía andaluza. Se trata de mezclar ajos fritos, con orégano y comino, machacarlo todo, mezclarlo con aceite caliente y pimentón. Luego, añade 2 cucharadas de vinagre y agua y, luego, añade las patatas. ¡Deliciosas!
  • Pescado adobado: otro de los consejos para preparar los adobos es que, en el caso de los pescados, optes por ingredientes más suaves y ligeros ya que la carne de este animal así lo requiere. En este caso, un adobo delicioso que puedes preparar es el que mezcla 2 dientes de ajo, laurel y un poco de tomillo. Mezcla estos ingredientes y fríelos en una sartén con aceite, luego añade un poco de vino blanco, vinagre y sal. Cuando haya hervido, añade el filete de pescado y disfrutarás de un plato exquisito e incomparable.
  • Cordero adobado: y, por último, la carne de cordero también es perfecta para preparar un rico adobo. En este caso, te recomendamos que mezcles un poco de salsa de soja, con aceite de oliva y un yogur natural. Luego añade un poco de zumo de lima y menta fresca picada, rectifica de sal y pimienta y sumerge, aquí, la carne de cordero. Deja reposar durante 8 horas y disfrutarás de un adobo increíble.

Compartir este artículo