mejores tecnicas para limpiar pescado

Estas son las técnicas que necesitas para limpiar el pescado

El pescado resulta sabroso y delicioso, además de ser el alimento estrella en muchos platos. Sin embargo, la tarea de limpiarlo en casa puede resultar un tanto engorroso, sobre todo si no se sabe con certeza cómo se debe proceder para hacerlo correctamente.

En general, en la pescadería siempre lo limpiarán y lo dejarán listo para cocinar si lo desea. No obstante, a muchas personas les gusta limpiar su propio pescado en casa, con más ahínco si acostumbran a comerse el pescado que uno mismo pesca.

Como es natural, la limpieza del pescado varía en torno si se trata de un pescado plano o redondo, puesto que se utilizan técnicas distintas para hacerlo de forma correcta. ¿Quieres conocer las mejores maneras de hacerlo en casa? Presta atención a las indicaciones y aprende a limpiar el pescado de forma más amena, a continuación.

¿Cómo limpiar el pescado redondo?

El pescado redondo, como la lubina o la dorada, requiere una preparación específica. Antes de su limpieza, se debe de tener claro cómo vamos a cocinar este pescado, es decir, si tenemos pensado hacerlo a la sal, éste no necesitará una descamación previa. Por contra, si la preparación es a la espalda, la tarea es un tanto más larga y exhaustiva. Sigue las instrucciones para hacerlo lo mejor posible:

1. Cortar las aletas

El primer paso es cortar las aletas del pescado redondo con la ayuda de unas tijeras. Lo mejor es mojar el pescado con agua helada, para que las escamas se mantengan mojadas y el proceso sea mucho más sencillo.

2. Quitar las escamas

Seguidamente, escama el pescado redondo con un escamador. En caso de no disponer de tal artilugio, puedes hacerlo con la ayuda de un cuchillo, con mucho cuidado para no cortarte. Siempre con movimientos cortos y rápidos. Un consejo para no dejar las escamas esparcidas por la cocina y evitar ensuciar todo, es descamar el pescado dentro de una bolsa de plástico.


3. Extraer las vísceras

El último paso consiste en extraer las vísceras del pescado. Para ello, haz un corte en el vientre y retíralas. Una vez terminado el proceso de limpieza, solamente quedará desinfectar y limpiar tanto los utensilios de cocina utilizados como la superficie. De este modo, evitarás en gran medida, la contaminación cruzada de los alimentos ¡Ya está listo el pescado para filetear o cocinar entero! Todo al gusto del consumidor.

¿Cómo limpiar el pescado plano?

Del mismo modo que el pescado redondo tiene su propia técnica para su limpieza, el pescado plano se hace de un modo un tanto distinto. Uno de los pescados planos más consumidos es el lenguado. ¡Sigue leyendo y descubre las indicaciones para limpiar el pescado plano sin problemas!

1. Retirar la piel

Para quitar la piel del pescado plano, el mejor método es sumergir la cola en un poco de agua. De esta manera, la cola se rizará y el proceso será mucho más fácil. A continuación, debes marcar una incisión cerca de la cola y sujetar bien el pescado mientras tiras de la piel para retirarla por completo.

2. Sacar las vísceras

Para terminar, debes sacar las vísceras que se encuentran justo al lado de la cabeza. Así podrás finalizar extrayendo los filetes del centro y dejar exclusivamente las espinas y la cabeza. No olvides desinfectar todo para evitar cualquier posibilidad de contaminación en los alimentos.

Un truco sencillo para limpiar el marisco

De la misma manera que se hace con el pescado, hay un secreto para limpiar en este caso el marisco. La técnica es muy fácil y consiste en poner el marisco en agua con sal para que suelte toda la arenilla. Esto lo puedes hacer con los berberechos, chirlas, almejas, etcétera.

¡Pon en práctica estos métodos y limpia el pescado de forma más fácil en casa!

Compartir este artículo