trucos para preparar merengue

Consigue el merengue perfecto con estos trucos

¿Quieres aprender a cocinar un merengue delicioso? Tienes que saber que el merengue es un postre típicamente italiano y que se prepara con las claras del huevo y con un sirope de azúcar. El resultado, es un postre deliciosos y brillante que sirve para elaborar una gran variedad de recetas como una mousse, una crema, una cobertura, etcétera.

En Mami Recetas queremos que consigas el merengue perfecto y, por eso, aquí te daremos los mejores trucos que te ayudarán a lograr un plato delicioso. ¡Buen provecho!

8 consejos para preparar un merengue perfecto

Aunque el merengue es un postre muy tradicional y clásico, lo cierto es que no todo el mundo sabe prepararlo correctamente. Por eso, a continuación queremos mostrarte los tips que debes saber y con los que conseguirás disfrutar de un plato delicioso y un dulce impresionante.

1. Usa utensilios limpios

Para poder hacer un merengue perfecto es importante que todos los utensilios de cocina que uses estén en perfectas condiciones. Cualquier elemento extra que pueda haber en una cuchara o en un recipiente podría hacer que el postre no saliera bien.

2. Frota medio limón

Otro de los mejores trucos es que, antes de empezar a cocinar, frotes medio limón en el bol donde llevarás a cabo el batido de las claras. De esta forma, conseguirás que la grasa que pueda haber en el recipiente desaparezcan y, por tanto, que el merengue quede perfecto.

3. Temperatura idónea de los huevos

Además, también resulta importante que los huevos que utilices para la receta estén a la temperatura idónea. Lo mejor es que estén a temperatura ambiente, es decir, tendrás que sacarlos un poco antes de empezar a manipularlos para que estén en perfectas condiciones para cocinarlos.

4. Claras de huevo frescas




Otro de los trucos para hacer un merengue perfecto es que separes tú mismo las claras del huevo. En algunos supermercados existen claras ya preparadas y envasadas. sin embargo, si quieres que tu postre quede bien lo mejor es que te decantes por separarlas tú mismo y así conseguirás el mejor sabor.

Los mejores trucos para separar las claras de las yemas en casa

5. Un poco de vinagre

Aunque te parezca raro, lo cierto es que no hay nada mejor que añadir unas gotitas de vinagre en el recipiente donde vas batir las claras. ¿Por qué? Básicamente porque te ayudará a que la clara suba y que también queden más blandas.

6. Velocidad progresiva

Para que el montado de los huevos te queden bien es recomendable que comiences con una velocidad lenta y que, poco a poco, vayas aumentándola. Si bates de forma rápida desde el principio podrás afectar a las moléculas de proteínas. Cuando se le añade el azúcar, es cuando podrás batir más rápido ya que este ingrediente permite que la proteína se vuelva más fuerte y, por tanto, que aparezca la espuma.

7. El momento del azúcar

Para poder hacer un merengue perfecto también tienes que conocer cuándo se recomienda añadir el azúcar. Normalmente, se recomienda que esto se haga cuando las claras estén a punto de nieve pues, si se hace antes, se estropea el merengue de inmediato.

8. Temperatura del horno

Y para terminar, otro de los errores más frecuentes es hornear el merengue a una temperatura excesiva. Es importante que sepas que, lo más adecuado, hornear el postre a 60 o 70ºC, nunca debemos ponerlo a 100ºC porque podrá quemarse o endurecerse demasiado. Lo mejor es que empieces poniéndolo bajo y que dediques unos 20 o 30 minutos a cocinar el merengue. Es la manera más recomendada de asegurarte un postre delicioso.

Cómo ves, aprender a preparar un buen merengue no es demasiado difícil. Lo único que deberás tener en cuenta son los detalles que te hemos indicado para que consigas la textura y consistencia que buscamos para este postre. El azúcar, la temperatura y el tiempo de cocción son básicos para que el plato te quede perfecto.

Compartir este artículo