como cocinar con semillas con estos consejos

¿Quieres cocinar con semillas? Sigue estos consejos

Existen muchas semillas conocidas o no tan conocidas con las que se pueden elaborar infinidad de platos, ya sean entrantes, segundos platos o incluso postres. Algunos ejemplos son las semillas de sésamo, de chía, de quinoa, de calabaza, de cáñamo, de amapola y pipas de girasol, entre muchas otras.

Además de ser nutritivas y sabrosas, las semillas son el secreto mejor guardado de los expertos de la cocina creativa y no es de extrañar, dado la multitud de manjares en las que se pueden emplear. Siempre darán el toque final más sofisticado a tus platos, siendo un ingrediente aliado, en especial cuando se esperan invitados.

¿Te gustaría cocinar con semillas? Presta atención a los consejos para cocinar con semillas y atrévete a probarlo en casa.

Trucos para cocinar con semillas

Aunque parezca mentira, las semillas tienen un amplio abanico de utilidades culinarias. Te mostramos algunas ideas para que puedas dejar volar tu imaginación en la cocina y así poder sorprender a tus comensales, a continuación.

Pan con semillas

Seguro que en tu panadería de confianza, habrás visto alguna vez algún tipo de pan distinto al habitual, como por ejemplo el pan con semillas de girasol, de sésamo, de lino, entre muchos otros. Este tipo de pan también puedes elaborarlo en casa y de esta manera obtener un pan saludable casero de semillas.

Postres y dulces

Además de pan, las semillas tienen otras utilidades como en este caso para preparar dulces y postres. Las semillas pueden ser el aderezo perfecto para las galletas, tartas, helados o bizcochos caseros, así como ser el ingrediente estrella en un delicioso pudin o una rica mermelada de semillas casera.


Rebozados con semillas

En el caso del rebozado de los alimentos (carnes, pescados, verduras etc) , las semillas también funcionan de maravilla. Basta con sustituir el pan rallado por las semillas y triturarlas previamente. Son una buena idea para sorprender a tus invitados y seguro que te piden la receta.

Ensaladas

En el caso de las ensaladas, las semillas van de perlas, puesto que puedes crear una ensalada muy colorida, a la vez que deliciosa, dándole un toque exótico y distinto a la ensalada convencional. Lo mejor es que no hay necesidad de cocinar, solamente deberás añadirlas a tu gusto a la ensalada.

Semillas en cremas y purés

Seguro que no creías que las semillas se pudieran emplear para elaborar purés y cremas, pero la verdad es que resultan un ingrediente muy especial para darles un toque único. Puedes optar por triturar las semillas y echarlas junto a la preparación del puré o crema, o simplemente agregarlas al final de la elaboración, como saborizante.

Salteados

Este otro consejo para cocinar semillas, se puede emplear tanto en los salteados vegetales como de carne o pescado, sobre todo las semillas de sésamo, pues son perfectas para complementar los salteados. Asimismo, en la preparación del sushi, se pueden utilizar semillas para darles un toque asiático final.

Batidos y zumos con semillas

Si eres de las personas que te gustan los batidos o zumos, puedes optar por añadir las semillas y conseguir un sabor excelente. Además de ello, quedan muy bien con el yogur y algo de miel, o incluso junto al vaso de leche del desayuno.

Además de ser extremadamente nutritivas, las semillas dan a la comida un toque apetecible, sobre todo si se mezclan entre ellas varias de distintos colores y formas. Como sabrás, la comida primero debe entrar por los ojos y no hay opción más recomendable para conseguirlo que utilizando las semillas, aunque sea como decoración. De hecho, las semillas se pueden utilizar para infinidad de platos. Todo es cuestión de atreverse a innovar y dar rienda suelta a la imaginación.

Compartir este artículo