alternativas sustituir las patatas fritas

6 alternativas para sustituir las patatas fritas de tus platos

¿Quién se puede resistir a una rica hamburguesa con patatas fritas? Este es el acompañamiento más clásico que hay en los platos de carne y de pescado, sin embargo, no es una opción demasiado saludable... La patata en sí misma sí que es un alimento rico en nutrientes e ideal para tomar en la dieta, sin embargo, cuando la cocinamos con un exceso de aceite la convertimos en un alimento graso  y poco saludable.

Es por este motivo que en Mami Recetas queremos que conozcas otras maneras de acompañar tus platos. Ideas más sanas y bajas en grasas que, igualmente, están deliciosas. Aquí te mostramos 6 alternativas a las patatas fritas que te ayudarán a disfrutar de platos suculentos y saludables.

6 propuestas para reemplazar las patatas fritas

¿Y si en lugar de acompañar tu hamburguesa con patatas fritas lo haces con algo más sano y bajo en grasas? Existen muchísimas opciones de acompañamientos que son ideales para los platos convencionales y, entre ellos, las patatas es uno de los menos recomendados al ser una receta demasiado grasa y con calorías vacías.

Si quieres apostar por unos hábitos alimentarios más saludables y beneficiosos para tu cuerpo, nada mejor que prestar atención a estas alternativas a las patatas fritas que te indicamos a continuación. Son fáciles de hacer, están deliciosas y, además, ¡apenas engordan!

1. Patatas al horno o asadas

Una de las mejores alternativas a las patatas fritas es optar por el mismo ingrediente pero cambiar su método de cocción. Tal y como ya hemos mencionado, las patatas son buenas para el organismo ya que nos aportan una rica fuente de hidratos así como minerales y vitaminas. Lo que no es saludable es cocinarlas fritas en abundante aceite. Por eso, una de las mejores soluciones es cocinarlas al horno o asadas y condimentarlas con un poquito de sal, pimienta y un chorrito pequeño de aceite.  También se pueden cocinar las patatas en el microondas y sazonarlas al gusto ¡Buenísimas!


2. Boniatos en lugar de patatas

¿Qué te parece si, en lugar de servir patatas, sirves boniatos? Se trata de una hortaliza mucho más interesante a nivel nutricional y, además, tiene un sabor muy peculiar y delicioso. Pero, eso sí, en lugar de cocinarlo frito lo elaboraremos de forma saludable como, por ejemplo, al vapor o al horno. Los boniatos pueden cocinarse en el horno de la misma manera en la que cocinaríamos las patatas pero, además, te recomendamos que añadas algunas especias que te ayudarán a disfrutar de un delicioso acompañamiento.

3. Verduras asadas como acompañamiento

Una de las mejores opciones para poder acompañar tus platos es hacerlo con verduras. Estos ingredientes te aportarán muchos nutrientes, saciarán tu apetito y apenas contienen grasa. Puedes cocinarlas al horno o asadas para que tengan un sabor más intenso. Algunas verduras que quedan perfectamente como acompañamiento son los pimientos rojos, las berenjenas, la cebolla, los espárragos trigueros y los champiñones o setas.

4. Salteado de garbanzos con hierbas provenzales

Otra de las mejores alternativas a las patatas fritas es optar por un ingrediente tan beneficioso como las legumbres. En este caso, los garbanzos son perfectos para saltear en la sartén con un poquito de aceite, sal, ajo y hierbas provenzales. En cuestión de 5 minutos tendrás hechos unos garbanzos ricos, saludables y perfectos para acompañar tanto tus platos de pescado, de carne o tus tortillas.

5. Chips de verduras

¿No quieres renunciar al aspecto más crujiente de las patatas? Entonces, la mejor opción es que te decantes por uno de los acompañamientos más sanos que puedes llevar a cabo: las chips de verduras. Se trata de deshidratar las verduras previamente para que, así, se puedan cocinar al horno y el resultado quede crujiente y delicioso. Puedes encontrar chips de verduras ya preparadas en supermercados o, también, hacerlos directamente en tu cocina (serán mucho más sanas, eso sin duda).

6. Tempura de verduras

Y terminamos este artículo con las mejores alternativas a las patatas fritas para hablarte de otra opción saludable y que cuenta también con ingredientes rebozados. Es la receta de la tempura de verduras, una tradición propia de las culturas orientales y que se basa en rebozar con harina algunos vegetales y que estos queden crujientes, poco grasos y muy ligeros.

Compartir este artículo