pasar por el chino definicion

Pasar por el chino

En algunas recetas se nos pide que pasemos una elaboración, salsa, crema, puré, etc. por el chino, pero para los principiantes en el mundo de la cocina hay que aclarar que este término culinario no tiene nada que ver con la cocina asiática. Bromas aparte veamos de qué se trata.

¿Qué es un chino?

En cocina, el chino es una especie de colador fabricado en metal, casi siempre, acero inoxidable. Tiene una forma cónica en la que se disponen muchos agujeritos pequeños y trae además un mazo que suele ser de madera, que servirá para ir dando vueltas a la crema y ayudar a que se vaya colando. Podemos encontrar chinos de diferentes tamaños y con los agujeros más o menos grandes también.

¿Para qué se utiliza el chino?

La finalidad del chino es la de colar sopas, purés, cremas, gazpachos, y conseguir que su resultado final sea mucho más fino y homogéneo. Al pasar la mezcla por el chino conseguimos eliminar el exceso de fibra y por lo tanto ganamos en suavidad.


Diferencias entre el chino y el pasapuré

Ya hemos dicho que el chino es una especie de colador. El pasapuré es un instrumento también metálico que cuenta con varios discos. Sirve para convertir los alimentos sólidos en puré, en función del grosor que busquemos utilizaremos un disco u otro. Los alimentos se van colocando en la cesta del pasapuré y se va dando vueltas a una manivela de manera que se transforman en puré.

Si queremos que el puré quede más fino, libre de fibra y suave, posteriormente lo pasaremos por el chino.

Ambos son instrumentos tradicionales que conviene tener en la cocina, no son utensilios caros y son muy duraderos. Aunque actualmente los robots de cocina suele sustituir a este tipo de utensilios de cocina es cierto que el toque que dan a las salsas y las cremas no es exactamente el mismo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Compartir este artículo