espesar definicion

Espesar

Dentro del mundo de la gastronomía cuando hablamos de "espesar" normalmente nos referimos a espesar salsas, es decir, hacer que una preparación que hayamos realizado esté menos líquida. De esta forma, logramos disfrutar de una textura más cremosa y consistente que resulta perfecta para cualquiera de nuestras recetas de cocina.

En Mami Recetas vamos a descubrirte cómo espesar salsas y, así, conseguir elaborar un plato delicioso y perfecto para nuestra familia o nuestros invitados. ¡Ahora sí que tus platos estarán para chuparse los dedos!

Cómo espesar una salsa: trucos y consejos que tienes que saber

Solemos optar por espesar una salsa cuando el resultado obtenido ha sido excesivamente líquido. Al espesarla conseguimos que el plato quede más consistente y que, por tanto, sea más delicioso. Pero... ¿cómo se puede espesar una salsa? 

Lo cierto es que existen diferentes trucos que pueden ayudarte a darle más consistencia a tu salsa. Por ejemplo, puedes agregara algunas sustancias con más "cuerpo" y que harán que la salsa esté más espesa. Algunos de los ingredientes que puedes añadir son:



  • Pan rallado: es ideal para conseguir que una salsa excesivamente líquida quede más espesa. Tiene la capacidad de absorber el exceso de líquido y, por tanto, el resultado será mucho más gustoso y agradable
  • Harina de trigo: es otra de las mejores formas que hay de poder espesar una salsa. Para ello, lo mejor es que primero la diluyas en un poco de agua y, así, evitarás que se formen grumos
  • Fécula de patata: también actúa como un espesante natural y resulta perfecto para conseguir una salsa mucho más consistente. Al igual que ocurría con la harina de trigo, la fécula también tiene que mezclarse con agua para que no aparezcan grumos.

¿Para qué se espesa una salsa?

Básicamente, este procedimiento se lleva a cabo para mejorar la consistencia de la salsa y evitar que esté excesivamente líquida. Al espesarla, conseguimos que tenga una textura más cremosa y suave que es perfecta para mojar pan.

Se pueden espesar tanto las salsas que sean para postres, por tanto, dulces como salsas saladas. Todo dependerá del plato que estés elaborando.

Compartir este artículo