como cocinar gambas y langostinos rectos

Cómo cocinar gambas y langostinos para que queden rectos

¿Estás cansado de que las gambas y langostinos te queden curvados a la hora de cocinarlos? Para muchos cocineros y cocineras, esta es una hazaña que es complicada de lograr ya que, la mayoría de las veces, se curvan debido al calor de la cocción. Sin embargo, existen algunos trucos de cocina que pueden ayudarte a obtener los mariscos como tú deseas.

En este artículo de Mami Recetas te descubriremos cómo cocinar gambas y langostinos para que queden rectos. De esta manera, podrás despedirte de las piezas curvadas o con mal aspecto y sorprender a los tuyos con unos platos realmente apetitosos.

Trucos para cocinar gambas y langostinos y que queden rectos

Si quieres que tus platos se muestren mucho más elegantes y apetitosos, nada mejor que presentarlos de una forma correcta y vistosa. Por eso, muchas personas quieren saber cómo cocinar gambas y langostinos para que queden rectos ya que, por norma general, estos mariscos suelen curvarse.

Con los trucos que te daremos a continuación, conseguirás presentar platos con el marisco bien recto y estirado en el plato y que, así, entre muchísimo por los ojos. Es una forma sorprendente y muy original de presentar este tipo de comida ya que lo natural es que se curven y se suelan presentar colocados de costado en el plato.

El secreto para conseguir esta presentación tan llamativa y original es muy sencillo y, seguramente, ya lo has pensado o lo has querido probar alguna vez. Se trata de, ni más ni menos, empalar la pieza de marisco durante la cocción para, así, evitar que se doble por el efecto del calor. Para conseguir hacer esta técnica de cocina para cocinar el marisco de forma correcta, tan solo tienes que seguir estos pasos:

  1. Sostén la gamba o el langostino con una mano
  2. Con la otra mano sostén la brocheta


  3. Ahora, introduce la brocheta justamente por debajo de la cola y en posición horizontal. Procura atravesar todo el ingrediente, desde la cola hasta la cabeza, por la zona más central del cuerpo

Evidentemente, para que este plato pueda quedar bien es importante extraerle previamente la cabeza al marisco pues, de lo contrario, no te quedará bien atravesado.

Otros consejos a la hora de cocinar gambas y langostinos rectos

Gracias a este sencillo truco, ahora ya sabes cocinar gambas y langostinos para que queden rectos. Bastará que, cuando tengas los ingredientes empalados, pongas un poco de aceite en una sartén y coloques con cuidado las piezas de marisco. Sobre todo, deberás usar una sartén de gran tamaño para que puedan caber todas las piezas de forma vertical, sin doblarse ni quemarse.

Además, para que este plato quede bien deberás optar por usar grandes ejemplares pues, así, la presentación quedará elegante y sofisticada. Con tan solo dos piezas en cada plato conseguirás servir una receta llamativa, sorprendente y muy apetitosa.

Si te gusta el marisco con cabeza, puedes presentarlo también con la cabeza pero, lo cierto, es que a la hora de cocinarlo con este truco que te hemos indicado, te resultará más sencillo hacerlo sin cabeza. De hecho, podemos aprovechar las cabezas de las gambas y langostinos para preparar otras recetas, ya que atravesar la brocheta por la cabeza puede ser una tarea complicada y un tanto desagradable.

¡Y ya está! Con este sencillo truco que te hemos indicado, ahora ya podrás cocinar gambas y langostinos para que queden rectos y sorprender a tus invitados. Es una forma diferente de presentar marisco en una comida y cena y apostar por un plato con una presentación elegante y muy cuidada. Este tipo de emplatado se suele ver mucho en los restaurantes gourmet o más elegantes, por tanto, ¡triunfarás seguro!

Puedes acompañar el plato con un poco de salsa al ajillo, salsa de soja o perejil fresco y, así, incorporarás una mayor variedad de color en la presentación del plato.

Compartir este artículo