aprende a hacer gofres sin gofrera

Aprende a hacer gofres sin gofrera

Los gofres son una delicia dulce provenientes de Bélgica, son considerados uno de los postres, desayunos o incluso meriendas más deliciosos y populares en todo el mundo. Tradicionalmente, los gofres se preparan con un utensilio llamado gofrera, el cual consta de dos placas de hierro con forma cuadriculada de rejilla, para darles su característica forma.

Sin embargo, no todo el mundo tiene una gofrera en casa, pero esto no es un impedimento para poder disfrutar de ellos igualmente. La suerte, es que se pueden elaborar ricos gofres sin gofrera utilizando otros métodos como la sartén, el horno y una sandwichera. ¿Quieres conocer cómo? Conoce los mejores métodos para hacer gofres sin gofrera, a continuación.

¿Cómo hacer gofres sin gofrera?

Descubre las 3 recetas para hacer gofres de forma fácil en casa sin necesidad de gofrera. ¡Te sorprenderá el resultado!

Ingredientes para hacer gofres caseros:

  • 125 gr de harina
  • 100 ml de leche
  • 60 gr de azúcar
  • 50 gr de mantequilla
  • 3 gr de levadura
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal

Gofres con la sartén

Para hacer gofres con la sartén, se emplea el mismo método que para hacer tortitas al estilo americano. Lo ideal es hacerlo en un molde metálico, como los que se usan para emplatar, por la inconsistencia de la masa. En caso de no poseer molde, añadiremos 1 cucharada de bicarbonato junto a la mezcla para hacerla más consistente, además de un poco de aceite de oliva para engrasar la sartén.

Preparación: 



  1. Engrasa bien la base de la sartén con aceite de oliva, incluido el molde si lo vas a utilizar también.
  2. Para la masa, mezcla por separado los líquidos por un lado y por otro los sólidos. Una vez esté todo mezclado, vierte los sólidos en la mezcla de líquidos y deja reposar unos 5 minutos.
  3. A continuación, calienta la sartén a fuego medio/alto y añade una cantidad de masa de 1,5 cm por gofre, aproximadamente.
  4. Pasados unos 30 segundos, puedes empezar a dibujar las cuadrículas con cualquier utensilio (como por ejemplo un tenedor o un palillo de madera un poco grueso)
  5. Una vez salgan burbujitas de la superficie y quede doradito, da la vuelta y haz lo mismo con la otra parte del gofre. En caso de usar un molde, puedes ayudarte con un cuchillo fino para retirar la masa del gofre y voltearla. ¡Atrévete a probarlos!

Gofres al horno

Otra opción igual de recomendable es hacer los gofres en el horno, por supuesto con los mismos ingredientes citados con anterioridad. Para ello, retira la mantequilla unos minutos antes del frigorífico, pues necesitarás que esté derretida. También puedes deshacerla en el microondas, bastará con calentarla unos pocos segundos. Para esta opción, necesitarás moldes cuadriculados como por ejemplo los que se utilizan para hacer magdalenas rectangulares.

  1. Empieza batiendo el huevo en un bol e incorporando poco a poco la leche, la mantequilla deshecha, la harina previamente tamizada y el resto de ingredientes. Mezcla bien hasta obtener una masa homogénea.
  2. Engrasa los moldes con un poco de mantequilla para evitar que se peguen los gofres y vierte la masa en ellos.
  3.  Para finalizar, pre-calienta el horno de 180º a 200º y deja hornear de entre 10 a 15 minutos, según la potencia de tu horno y retira los deliciosos gofres del molde con cuidado, para que no se rompan. ¡Listos para degustar!

Gofres con la sandwichera

Esta manera de hacer gofres caseros es la más sencilla de todas, pues lo único que deberemos hacer es engrasar la sandwichera con un poco de aceite de oliva con la ayuda de papel de cocina, antes de verter la mezcla de los gofres.

  1. Mezcla los ingredientes de la forma que prefieras, puedes hacerlo igual que los gofres al horno o que los gofres a la sartén, lo importante es mezclar bien la masa.
  2. A continuación, añade la cantidad necesaria de masa de gofres en los huecos de la sandwichera, evitando colmarla. Cierra la tapa.
  3. Una vez oigas el clic del termostato que indica que ha saltado, abre y comprueba si están bien hechos. Para ello, los gofres deben estar bien cuajados por dentro, pero dorados por fuera. ¡Preparados para comer!

Los gofres se pueden acompañar de chocolate, mermelada, azúcar o glaseado de distintos sabores. Todo es cuestión de gustos y de dejar volar nuestra imaginación para crear gofres con distintos sabores. ¡Da rienda suelta a tu creatividad y pon en práctica estas recetas caseras de gofres sin gofrera en casa!

Compartir este artículo