Cómo cocinar con té

Aprende a cocinar con infusiones y dale sabor a tus recetas

Si has llegado hasta aquí es porque sientes curiosidad sobre cómo cocinar con infusiones y no es para menos. ¿Cómo se puede hacer? ¿Se pueden disfrutar de sabrosas recetas con infusiones? Lo cierto es que cuando añadimos infusiones a nuestros platos, estos ganan presencia.  Las infusiones también tienen su potencial culinario que debemos aprovechar y el resultado no solo es delicioso, sino que también nos permite los beneficios que tienen las infusiones para nuestra salud.

Si eres un amante de la gastronomía y te gustaría aprender a cocinar con infusiones no te lo pienses más. Sigue leyendo porque vamos a revelar los secretos para añadir esta bebida en nuestras recetas.

Los mejores consejos para cocinar con infusiones

Lo primero de todo lo que debemos tener en cuenta para cocinar con infusiones es saber que no todos los tés e infusiones se pueden combinar con cualquier alimento, pues cada infusión tiene sus ingredientes y sabores particulares. Hay que saber apreciar la delicadeza de cada alimento, y ese contraste entre sabores que ofrece cada tipo de té, unos más dulces, otros más amargos. Además de ello, si deseas aprender a cocinar y convertirte en un auténtico chef existen otros 3 consejos básicos para cocinar con infusiones que no puedes pasar por alto. ¡Toma nota!

Hacer uso del té como una especia




El resultado final de combinar el té con algunas especias puede ser delicioso, sobre todo cuando se desea cocinar una carne roja. En este sentido, el té negro puede convertirse en nuestro mejor aliado porque el sabor será absolutamente delicioso. Además, este mismo té puede ser combinado con algunas especias como la canela o la pimienta negra y también es empleado para elaborar algunas sopas. Si por el contrario deseas hacer uso de una infusión para darle un sabor dulce a tus platos puedes optar por una infusión de té blanco, ya que es mucho más suave.

Añadir la infusión en platos líquidos o cremosos

Y a decir verdad una opción mucho más saludable. Desde Nattuh, un portal especializado en el mundo de los tés e infusiones, se incide en las propiedades antioxidantes del té, perfectas para combatir los radicales libres. Por eso, siempre podremos sustituir una mantequilla o productos con un alto porcentaje de grasas por una infusión, mucho más natural y sin una carga de aditivos. Podremos añadir una infusión en nuestras recetas controlando su cantidad, pero especialmente en aquellos platos como las sopas, las cremas, los caldos. Si te atreves, puedes tener en cuenta este consejo a la hora de cocinar pasta.

Dale mayor protagonismo a las hojas de té

En este truco para cocinar con infusiones tan solo tendrás que lavar previamente tus hojas o ramitas de té y añadirlas directamente en la cocción de tus platos. Otra opción es pulverizar las ramitas de la infusión y añadirlas en el plato principal como presentación o decoración. Sin duda, sorprenderás a todos sus invitados en cualquier ocasión.

Una cucharadita de té para repostería

Puedes elaborar una de tus infusiones favoritas. Quedará perfecta para hacer un pastel o bizcocho de té y convertirás la infusión en la protagonista de tu postre o desayuno. La elección del té quedará a tu gusto, pero los más habituales son el té verde y el té rojo. La diferencia con respecto a otro pastel tradicional será muy sencilla: sólo tendrás que añadir una cucharadita de tu té favorito.

Compartir este artículo