como preparar los caracoles

Caracoles

Los caracoles es uno de esos platos típicos de la gastronomía española que cuenta con la particularidad de que puede llegar a ser cocinado de múltiples maneras en función de la región de España en la que nos encontremos y el tipo de caracol elegido. Esto se debe a que existen tanto caracoles de tierra como de mar, así como recetas con caracoles propias de cada Comunidad Autónoma. Pese a que puede parecer que todo ello complica un poco su preparación, la realidad es que aprender a cocinar los caracoles es más sencillo de lo que parece si conocemos los trucos y los pasos necesarios. Sea cuál sea nuestra elección, lo importante es saber cómo cocinar los caracoles correctamente, utilizando los métodos de cocción adecuados y las ideas de receta que mejor combinan con cada tipo de caracol.


Por eso, hemos recopilado toda la información sobre la mejor manera de cocinar los caracoles, cuáles son las técnicas culinarias más acertadas y qué tipo de recetas podemos preparar con los caracoles, para que la próxima vez que quieras preparar unos caracoles, nada falle.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Los mejores métodos de cocina para preparar los caracoles

Normalmente, la mayoría de recetas se preparan con caracoles terrestres, ya que permiten más maniobra a la hora de cocinarlos. De hecho, podemos encontrar varias técnicas de cocina compatibles con los caracoles de tierra, mientras que los caracoles de mar suelen necesitar del vapor para poder cocinarlos.

Caracoles a la plancha

Existen ciudades de España donde cocinar a la plancha los caracoles es muy popular. La única pega de esta forma de cocinar los caracoles es que puede ser un poco desagradable a los ojos para algunas personas, por el efecto que provoca el calor sobre los caracoles.

  • Colocar en una plancha o sartén los caracoles ya limpios y purgados
  • Poner la sartén a fuego medio-alto. Con el paso del tiempo los caracoles empezarán a soltar babas y fluidos hasta llenar la sartén, pero es algo normal aunque no sea agradable de ver.
  • Mantener los caracoles al fuego, añadir sal gorda por encima e ir removiéndolos
  • Cuando la espuma que se ha formado va desapareciendo y los caracoles se secan, sacarlos de la sartén
  • Servir con alguna salsa, como alioli o tomate.

Caracoles a la brasa

Esta forma de preparar los caracoles se asemeja a los caracoles a la plancha, pero con ese sabor extra que le otorga la cocina a la brasa. Para poder hacerlos con esta técnica necesitamos:

  • Preparar las brasas y colocar una plancha de hierro sobre ellas
  • Distribuir una capa de sal gorda sobre la plancha y poner los caracoles encima con la apertura hacia arriba
  • Salpimentar los caracoles por encima
  • Dejar los caracoles sobre las brasas durante 7 minutos aproximadamente, o hasta que desaparezca y se seque la espuma que generan durante la cocción.

Caracoles al horno

Si queremos evitar el espectáculo generado por lo caracoles y sus babas mientras los preparamos, la mejor opción es cocinarlos al horno con estos sencillos pasos:

  • Limpiar y cocer los caracoles o elegir unos caracoles que ya estén cocidos y listos para ser cocinados
  • Precalentar el horno a 250ºC durante 5 minutos con calor tanto en la parte superior como en la inferior
  • Preparar un majado con ajos, perejil, un poco de sal y aceite de oliva
  • Esparcir sal gorda sobre una bandeja de hierro apta para el horno o una “llauna”
  • Colocar los caracoles con la apertura hacia arriba sobre la capa de sal gorda
  • Meter la bandeja en el horno durante 5 minutos
  • Extraer y verter el majado de ajo y perejil por encima
  • Volver a introducir los caracoles en el horno durante 5 minutos más
  • Sacar con cuidado y servir

Caracoles de mar al vapor

Existen caracoles de mar, también conocidos como caracolas o cañaillas, que se pueden preparar cocidas. Con esta forma de cocción aprovechamos el sabor natural de este molusco a la vez que garantizamos su ternura:

  • Lavar bien los caracoles de mar con agua y sal y quitar aquellas que estén vacías o en mal estado
  • Poner a cocer agua en una olla y añadir 2 cucharadas de sal y unas hojas de laurel
  • Incorporar los caracoles de mar al agua y esperar a que rompa a hervir el agua
  • Cuando llegue al punto de ebullición, dejarlos cocer durante 10 minutos
  • Cortar la cocción enjuagándolos con agua fría y servir.

¿Se puede cocinar con caracoles en conserva o de bote?

Uno de los problemas que tiene la cocina con caracoles es que se trata de moluscos muy sucios que necesitan ser purgados y limpiados correctamente antes de ser cocinados. Si a esto le añadimos que no siempre podemos encontrar caracoles en su hábitat natural, ya que dependen de la temporada y el clima, no es de extrañar que en los últimos años hayan aparecido conservas de caracoles o caracoles enlatados.

La elección de un tipo u otro de caracol dependerá de tu disponibilidad y tus preferencias. Hay quien sólo cocina caracoles vivos y recogidos del monte porque creen que es la única manera de conservar el sabor de sus recetas. Sin embargo, los hay que bien por falta de tiempo o de conocimiento sobre la mejor manera de preparar los caracoles, prefieren recurrir a los caracoles al natural conservados en botes. Esta opción también es recomendable para los más aprensivos, ya que el proceso de limpiar y purgar los caracoles vivos no es muy bonito.

Disfruta de los caracoles con estas deliciosas ideas de receta

A lo largo de la geografía española podemos encontrar numerosas recetas para preparar los caracoles con un toque diferente y original. Cada una de las regiones de España le da a los caracoles un sabor particular de la zona gracias a los ingredientes con los que se combinan los caracoles, normalmente de proximidad.

  • Caracoles a la riojana
  • Caracoles a la llauna
  • Caracoles a la madrileña
  • Caracoles a la andaluza
  • Caracoles a la cordobesa
  • Caracoles a la granadina
  • Caracoles a la malagueña
  • Caracoles a la sevillana
  • Caracoles a la catalana
  • Caracoles a la vasca
  • Caracoles a la vizcaina
  • Caracoles a la alavesa
  • Caracoles a la aragonesa
  • Caracoles a la asturiana
  • Caracoles a la cántabra
  • Caracoles a la castellana
  • Caracoles a la cartagenera
  • Caracoles a la murciana
  • Caracoles a la extremeña
  • Caracoles a la gallega
  • Caracoles a la mallorquina
  • Caracoles a la menorquina
  • Caracoles a la navarra
  • Caracoles a la valenciana

No obstante, no hay que olvidar que los caracoles son también un manjar en Francia, por lo que también podemos encontrar recetas con caracoles gestadas en algunas de las regiones francesas más conocidas:

  • Caracoles a la francesa
  • Caracoles a la burgalesa
  • Caracoles a la brutesca
  • Caracoles a la bourguignonne
  • Caracoles a la borgoñesa
  • Caracoles a la bordalesa
  • Caracoles a la gormanda
  • Caracoles a la provenzal
  • Caracoles a la alsaciana

Compartir este artículo