Verduras saludables

Recetas contra la obesidad

La obesidad infantil es uno de los problemas alimenticios en los niños más importantes a nivel mundial. Lo que mucha gente no sabe es que una manera de luchar contra la obesidad  es adoptar una actitud preventiva, que comienza por una dieta saludable y por la preparación de comidas sanas para los niños. El objetivo no debe ser sólo perder peso ni adelgazar de manera rápida, sino crear unos hábitos saludables a largo plazo.

La obesidad entre los niños es una enfermedad que se debe controlar. Durante la infancia, puede intervenir en el desarrollo y maduración del niño y en su rendimiento escolar,  según afirma la Organización Mundial de la Salud. Pero algunos otros problemas de salud pueden no manifestarse hasta su edad adulta. Es el caso de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la artrosis...

Una dieta saludable es la base de una buena alimentación para los pequeños. Se recomienda como primer paso reducir la ingesta de azúcares y de grasas saturadas. Además de practicar deporte, son recomendadas las recetas con frutas, los platos con hortalizas y legumbres, además de los cereales y los frutos secos. Aquí te dejamos algunos consejos y recetas contra la obesidad para cuidar a los más pequeños.

Zumos naturales

A los niños les encantan los zumos, que son al fin y al cabo una manera perfecta para que los más pequeños tomen fruta. Pero eso sí, mucho mejor si el zumo es natural, ya que así te asegurarás de que tus niños no tomen azúcares añadidos que no aportan nada a una dieta saludable.

Zumo de fruta

Beber suficiente agua

Aunque los zumos sean muy atractivos, no deben sustituir una cantidad adecuada de agua. Se recomienda acompañar las comidas principales con agua y, sobre todo, evitar refrescos con un alto contenido de azúcar.




Vaso de agua

Añadir verduras al menú

Junto a la fruta y las legumbres, las verduras son uno de las alimentos que no deben faltar en una dieta equilibrada. Una de sus ventajas es que existen muchas maneras de prepararlas: recetas de ensaladas, recetas de purés, como guarnición del plato principal... ¡Lo importante es que no falten!

Verduras

¡Que no falten los cereales!

Los cereales son la base de la pirámide alimenticia, y por lo tanto deben ser abundantes en la dieta infantil. Están presentes en muchos alimentos, aunque una manera fácil y efectiva de incluirlos es con platos de pasta (si es integral mejor). Puedes preparar, por ejemplo, una sana ensalada de pasta que combine cereales con verduras.

Ensalada de pasta

Reducir los dulces

Aunque parezca misión imposible para los padres de niños golosos, es muy importante mantener a raya a la chuches, golosinas y demás dulces. De manera esporádica los niños pueden comer algún dulce, aunque siempre es mejor que sean de elaboración casera para evitar el abuso de grasas saturadas. Recomendamos por ejemplo nuestra receta de galletas de chocolate sin mantequilla.

Galletas sin gluten

Compartir este artículo

Escribir un nuevo comentario