Prepara una deliciosa y sana receta con nata para cocinar


A menudo nos encontramos en el mundo de la alimentación con que algunos productos de toda la vida, que muchas veces son los más saludables y beneficiosos para nuestro organismo, son sustituidos poco a poco y sin que nos demos cuenta por otros que se supone tienen mejores propiedades o son más bajos en ingredientes poco recomendables en grandes cantidades, como la grasa. Es el caso de la leche evaporada, muy de moda desde hace un tiempo a la hora de preparar todo tipo de platos como sustitutivo de la nata para cocinar.

Los argumentos utilizados para defender el uso de la leche evaporada frente a la nata de toda la vida son variados, como que posee un menor porcentaje de grasas o que presenta un menor aporte calórico. La realidad es que en todos ellos se está pasando por alto toda una serie de aspectos que hacen de la nata el ingrediente ideal para cocinar multitud de sabrosos platos para ti y tus pequeños. Aunque es cierto que aporta un mayor número de calorías y grasas, la diferencia con la leche evaporada es mínima y el aporte de sabor y textura para tus platos es realmente espectacular. Si quieres nuestro consejo, una de las mejores natas para cocinar que puedes encontrar es la de Central Lechera Asturiana, deliciosa y cremosa a partes iguales.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y nosotros opinamos que una receta vale más que mil argumentos, así que a continuación te enseñaremos a preparar un riquísimo plato utilizando nata para cocinar de la mayor calidad, con el que tus hijos se chuparán los dedos y tú te quedarás  tranquilísima viendo lo bien alimentados que están y lo contentos que se terminan todo el plato.

Filetes de salmón con nata y champiñones al horno

En esta receta al horno el salmón, pescado azul rico en omega-3, es el protagonista y la nata el ingrediente estrella, que le aportará cremosidad y un sabor suave e irresistible. Necesitarás lo siguiente:

  • Filetes de salmón
  • Un bote de nata para cocinar
  • Harina
  • Cebolla y dientes de ajo
  • Champiñones laminados
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen extra

Ahora sigue estos pasos:

  1. Calienta medio dedo de aceite de oliva en una sartén.
  2. Cuando el aceite empiece a estar caliente, pon a dorar unos dientes de ajo y cebolla, que habrás picado previamente.
  3. A la vez, reboza en harina los filetes de salmón y déjalos preparados en un plato.
  4. En el momento en que empiecen a adquirir un color dorado añade a la sartén los champiñones laminados, mezclándolos bien con el resto de ingredientes ayudándote de una rasera. Si lo deseas, puedes triturarlos antes para darle a la salsa una textura granulada.
  5. A continuación vierte unos 250 mililitros de nata para cocinar. Añade también un par de cucharadas soperas de agua.
  6. Sube el fuego hasta que la mezcla empiece a hervir y luego deja que se vaya cociendo a fuego lento durante unos minutos.
  7. Pasa brevemente por otra sartén con una cucharadita de aceite los filetes de salmón que has rebozado, de manera que cojan sólo un poquito de color.
  8. En una fuente de cristal o barro deposita los filetes de salmón y cúbrelos con la salsa de nata que has preparado previamente.
  9. Precalienta el horno unos cinco minutos y cuando esté caliente introduce la fuente y déjala que se cocine durante diez minutos.
  10. Como toque final puedes añadir guarnición a tu gusto, como patas fritas o espárragos trigueros.

Compartir este artículo

Sin comentarios

Añade tu comentario